Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

En mi época si funcionaba

Sea iniciar el colegio en abril, abundantes tareas, aprendizaje memorístico y enciclopédico de humanidades, uniformes, pasarse libros de un hermano a otro menor, control parental sobre los horarios de comer, dormir o ver TV; o, sea la vida de barrio, el arreglo a golpes del bullying, así como la negación a la existencia de niños con problemas psicológicos limitantes de su aprendizaje o regulación de su conducta.

Es una típica distorsión (idealización) del pasado, descontextualizándolo de las condiciones sociales, culturales, familiares, sociológicas y tecnológicas de cada época, que condicionan la vida de las familias y de los niños y sin duda también de la escuela. Basta con tomar nota del creciente fenómeno de disolución y pérdida de autoridad familiar, la existencia de Internet y redes sociales, la exposición aumentada a los disvalores sociales, el uso intensivo de videojuegos y comunicaciones a través de teléfonos inteligentes, los avances de neurociencia y la comprensión de síndromes, así como las cíber-pesadillas (sexting, pederastía, delitos, acoso, pérdida de privacidad, erotización de la vida social), para entender que no podemos pretender que las soluciones de antes se pueden reproducir hoy y aspirar a que produzcan los mismos (¿buenos?) resultados.

Cada época tiene sus retos y condiciones. Asumirlo mirando desde el presente el futuro, nos permitirá educar mejor a nuestros hijos.

Por León Trahtemberg

Helueni