Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Carta abierta a Luis D´elia

D’Elia, a lo largo de la historia humana en general y de la historia argentina en particular hubo HOMBRES (así, con mayúscula) que lo sacrificaron todo por su patria.
Tenemos a San Martín, que prefirió marchar al exilio para no involucrarse en una guerra fratricida, a Belgrano, que para pagar la cuenta a su médico le dio su única posesión, un reloj de oro, a Facundo que fue asesinado por buscar la unión de los pueblos americanos, Irigoyen que donó sus sueldos de presidente, De La Torre que se suicidó cuando se dio cuenta que no podía vencer a la corrupción, Illia, Luder, Juan B. Justo, y tantos otros que no hacían ostentación de su patriotismo, sino que lo ejercían.
Pero por el otro lado hubo hombres (así, en letra pequeña) que se subieron y suben al carro de la corrupción y el robo.
Son individuos mezquinos que ostentan títulos que nunca ejercieron y cobran por ello jubilaciones de privilegio, que de la noche a la mañana se convirtieron en potentados, corruptos de toda corrupción, a sueldo de aquellos que, como en el caso de Argentina, cometieron dos atentados en los que mas de cien compatriotas suyos perdieron la vida y asesinaron a un fiscal de la nación que estaba por denunciar como el gobierno de la “exitosa abogada” había pactado, gracias a su mediación D’Elia, con los asesinos para encubrir ese crimen.
Ya se D’Elia que cuando usted lea esto va a decir simplemente que soy un agente del MOSSAD. Ahórrese el papelón D’Elia, no tengo nada que ver con esa organización ni con ninguna otra. Soy solamente alguien que hace años se fue de la Argentina, ¿y sabe por qué me fui? Porque me asquee de individuos como usted que en nombre de la patria roban, se enriquecen, traicionan, patotean, tratan por todos los medios de derribar a un gobierno democráticamente elegido.
Deje de derramar lágrimas de cocodrilo por esa patria que usted y sus cómplices han venido usufructuando y destruyendo desde hace tantos años.
Llámese a silencio D’Elia. Deje de buscar agentes del MOSSAD (ha encontrado mas agentes que habitantes tiene Israel) cuando alguien le dice la verdad de frente.
Usted no es ni maestro, ni defensor del pueblo, ni patriota. Usted es un TRISTE MERCENARIO Y UN INFAME TRAIDOR A LA PATRIA

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Helueni