-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

¿Conflicto diplomático entre Israel y España por un partido de waterpolo?

El partido entre las selecciones de España e Israel, correspondiente al campeonato preliminar europeo de la Liga Mundial de Waterpolo femenino, tuvo que jugarse antes de lo previsto y a puerta cerrada. Las presiones de grupos antisemitas provocaron que el encuentro, que debía jugarse inicialmente a partir de las 20.45 horas en Molins de Rei, se disputara finalmente a las 18.00 horas en las instalaciones del CAR de Sant Cugat.

No hubo público en las gradas y la única manera de seguir el devenir del duelo, que terminó con victoria española por 11-5, fue a través de una plataforma de streaming en internet. De poco sirvió la intervención de la ministra israelí de Cultura y Deporte, Miri Reguev, quien en la mañana de este martes pidió a su homólogo español, José Guirao, que evitara, en la medida de lo posible, que los postulados del movimiento BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones), afectaran a la agenda del encuentro.

Bbajo el mensaje “No eres bienvenido”, en referencia al equipo israelí, los grupos antisemitas provocaron finalmente un último cambio de ubicación. El encuentro no sólo se disputó casi tres horas antes de lo previsto, sino que lo hizo en las instalaciones del CAR de Sant Cugat y a puerta cerrada, después de que el duelo estuviera a punto de ser definitivamente cancelado a causa de las presiones externas al mismo.

“Hemos venido a hacer deporte, no política”, dijo Revital Cohen Gluska, presidenta de la Asociación de Waterpolo israelí. “Espero que no nos muevan a una piscina de entrenamiento. No nos asusta un público hostil. Hemos venido a hacer deporte, no política”, recalcó.

“Las manifestaciones son un problema de ellos y de los que se ocupan de nuestra seguridad. A nosotras nos da igual. Sólo hemos venido a jugar”, insistió la máxima mandataria de la delegación israelí, quien se mostró tremendamente sorprendida por todo el revuelo provocado por el partido entre las selecciones femeninas. E, incluso, comparó la situación con la vivida recientemente por el equipo de judo de su país en Abu Dabi, donde compitió a pesar de que ese estado no mantiene relaciones diplomáticas con Jerusalem.

“Si en Abu Dabi compitió la selección israelí con su bandera y sonó el himno de Israel, entonces en España también debe ser posible”, se quejó, amargamente, Revital Cohen Gluska.

Helueni