Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Deportan a un nazi que trabajó en un campo de concentración

Después de la II Guerra Mundial, Palij, nacido en Polonia, emigró a Estados Unidos y a su llegada al país en 1949 ocultó su reciente pasado e indicó como única actividad la de campesino. En 1957 le fue concedida la ciudadanía estadounidense, pero cuando décadas más tarde salió a la luz su pertenencia a las filas nazis, se la retiraron.

Aunque un juez ordenó la deportación de Palij en 2004, siguió viviendo en el limbo en su casa de Queens porque ningún país quería aceptarlo.

Los tribunales estadounidenses no lo podían juzgar por crímenes cometidos durante la II Guerra Mundial que no hayan tenido lugar en su territorio.

No obstante, Alemania había rechazado hasta ahora hacerse cargo de Palij al no haber poseído nunca la ciudadanía alemana y con el argumento, además, de que no existía ninguna orden de detención en su contra por asesinato o complicidad en asesinato.

Palij ha negado siempre haber participado activamente en crímenes de guerra y asegura que su cometido, al que dice le habían obligado, era el de vigilar “puentes y ríos”, según declaró en 2003 en una entrevista con el “New York Times”.

Sin embargo, el responsable de la investigación abierta en Estados Unidos contra Palij le considera “un elemento esencial en la maquinaria de exterminio” de los campos nazis.

Queda en el aire si se abrirá un proceso en Alemania en su contra, pues “la mera pertenencia a las SS o la formación recibida en Trawniki no son punibles según el derecho alemán”, señaló en mayo pasado el fiscal Jens Rommel.

Palij llegó el martes en la mañana al aeropuerto de Düsseldorf, y fue trasladado a un centro de cuidados geriátricos cerca de Münster, según la prensa alemana.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Helueni