Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Una ONG acusa a Israel de derribar colegios palestinos en Cisjordania

“Las autoridades israelíes se han salido con la suya durante años demoliendo escuelas primarias y preescolares en comunidades palestinas”, asegura Bill Van Esveld, investigador de derechos de la infancia de HRW, quien considera esta práctica es discriminatoria y genera una violación del derecho de los niños a recibir una educación.

En su mayoría son centros educativos en el Área C de Cisjordania, que representa el 60% de este territorio y donde Israel tiene control sobre la planificación y construcción de edificios según los Acuerdos de paz de Oslo.

HRW asegura que solo se ha designado un 1% del terreno para construcción palestina, mientras que se permite el crecimiento en la zona de asentamientos judíos, y resalta que en estos momentos hay tres escuelas en riesgo inmediato de demolición.

Una es un tráiler utilizado como aula de preescolar para 25 alumnos en la aldea Jabal al Baba, instalada después de que el Ejército israelí desmantelara el edificio original el pasado agosto, ya que eran construcciones ilegales.

Otra se encuentra en la aldea beduina de Jan al Ahmar Ab al Hilu, a la que acuden diariamente 160 niños de cinco aldeas cercanas y que hoy se enfrenta a una audiencia final en el Tribunal Supremo, después de que colonos del asentamiento cercano de Maale Adumim solicitaran a los tribunales su demolición.
La tercera está en la aldea de Al Muntar, sobre la cual el Supremo deberá decidir el próximo 1 de julio.
La destrucción de escuelas va acompañada, denuncia HRW, de otras acciones como la demolición de casas o la falta de acceso a servicios básicos como agua y electricidad, que finalmente fuerzan a sus habitantes a irse y abandonar sus hogares sin recibir compensación ni opción de reasentamiento.

Desde que el primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, llegara al poder en marzo de 2009, las fuerzas israelíes han destruido 5.351 edificios palestinos en Cisjordania por falta de permisos, desplazando a 7.988 personas, entre ellos más de 4.100 niños, según datos de la ONU recogidos por esta ONG.

Derribar escuelas palestinas, afirma Van Esveld, “no solo impide que los niños reciban una educación, sino que puede tratarse de un crimen internacional”.

Según los datos de esta ONG, las autoridades militares israelíes han derribado o confiscado infraestructuras de escuelas palestinas en Cisjordania en 16 ocasiones desde 2010, doce de ellas desde 2016.

Helueni