Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Judíos antisionistas: la lacra de un pueblo que no deja de sangrar

El judaísmo siempre ha sido una colectividad dotada de una impresionante pluralidad ideológica. Todos los estereotipos caricaturescos que se han hecho sobre “el judío” fallan porque es imposible encajonar al pueblo de Israel -su cultura, su religión, sus tradiciones, sus convicciones- en un mismo esquema.

Sin embargo, a muchos les resulta sorprendente descubrir que esa pluralidad incluye una buena cantidad de judíos que, en contra de toda lógica aparente, están abiertamente en contra del Estado de Israel y apoyan la causa palestina. En los casos más extremos, algunos judíos piden que el Estado judío sea desmantelado.

¿Quiénes son, por qué existen este tipo de judíos?

La primera pregunta es un tanto difícil de contestar, porque son judíos de todo tipo, desde religiosos ultra-ortodoxos hasta neo-marxistas ateos, pasando por todo tipo de matices intermedios.

Su lógica es fácilmente comprensible: dado que el Mesías no ha llegado, los judíos no podemos tener un Estado propio. Por lo tanto, todo lo que representa el Estado de Israel es ilegítimo, y según ellos “lo correcto” sería desmantelarlo, y que todos los judíos de la zona pasaran a vivir bajo soberanía árabe.

Sin detenernos en más ejemplos de grupos o personas, vamos a analizar dos aspectos que nos explican qué es lo que sucede con estos judíos. O, dicho de otro modo, cómo es posible que siendo judíos asuman estas posturas tan aparentemente contradictorias con el “ser judío”.

La más notable es que rechazan todo lo que venga del Estado de Israel, menos los subsidios. Muchos de sus integrantes se han visto beneficiados por el presupuesto que el gobierno asigna a las instituciones religiosas. Ese simple detalle lesiona la integridad moral de sus exigencias.

Pero hay algo peor: sus verdaderas posturas políticas. El meollo de sus ideas no es que haya que hacerle justicia a los palestinos. Eso sólo es algo coyuntural y, en realidad, irrelevante. En realidad, lo que cree este tipo de judíos ultra-religiosos es que el actual Estado de Israel es ilegítimo porque no ha venido el Mesías, pero cuando venga el Mesías entonces se establecerá el Gran Israel, lo que implica que Egipto, Siria y Jordania tendrán que donarnos amplias regiones de sus territorios, y el hipotético Estado Palestino simplemente desaparecerá.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Helueni