-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" El comienzo de la sabiduría es el silencio "   

Científicos israelíes detectan “células de lugar” en el cerebro

Una nueva investigación del Instituto Weizmann de Ciencias con murciélagos, revela una subpoblación de neuronas que codifican la ubicación específica de otros murciélagos que vuelan cerca.

“Los murciélagos, como los humanos, son animales sociales. Son navegantes supremos y están muy conscientes de los demás murciélagos en su entorno espacial”, afirmó el Profesor Nachum Ulanovsky del Departamento de Neurobiología del Instituto, quien lideró la investigación.

La investigación de Ulanovsky con murciélagos se focaliza en las células de lugar, que se encuentran en una parte del cerebro llamada el hipocampo.

Estas células, que nos ayudan a formar mapas cognitivos internos que usamos para navegar en nuestro entorno, fueron el motivo de un Premio Nobel para sus descubridores en 2014.

Investigación más reciente ha sugerido que el hipocampo también tiene un papel importante en la interacción social.

“La parte más desafiante de los experimentos fue evitar que los dos murciélagos volaran juntos, ya que necesitábamos que uno estuviera quieto para poder diferenciar las células de lugar propio y las de los demás”, afirmó Ulanovsky.

“El truco fue identificar los machos alfa del grupo y hacerlos maestros, lo que hizo que los estudiantes ‘tuvieran respeto’ y no volaran junto con sus maestros”.

El resultado de estos experimentos apoya la idea de que nuestros cerebros crean un mapa cognitivo, no solo de nuestra ubicación en el entorno, sino que incluye mapeo social.

Posteriores análisis sugieren que cerca de la mitad de esas células actuaron alternativamente como células de lugar normales o como las células de lugar sociales que ubicaron al otro murciélago, mientras otras respondieron únicamente a la ubicación del otro murciélago.

Los sensores de movimiento que rastrearon el movimiento de la cabeza de los murciélagos estudiante mostraron que esos movimientos no podían dar cuenta de la actividad de las células de lugar social.

Otro conjunto de experimentos abordó la cuestión de si las subpoblaciones de células que los investigadores habían identificado eran realmente sociales.

Los científicos hicieron que los murciélagos estudiantes observaran objetos en movimiento, pelotas o dados, tomando las mismas rutas que los maestros habían tomado en experimentos anteriores, con o sin las recompensas al finalizar.

Los objetos también fueron representados en el hipocampo, pero hubo una clara distinción entre estos y las células que dispararon pulsos eléctricos en respuesta a otros murciélagos.

Un análisis de la anatomía funcional de estas células mostró que hay una separación espacial entre las áreas del hipocampo que mapean objetos u otros animales.

Ulanovsky dijo: “estos hallazgos sugieren que la parte de “lugar” del hipocampo no solo está involucrada en la navegación del entorno físico. También tiene un papel importante en la navegación del entorno social”

Mostrar más