Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Israelíes desarrollan una fruta que ayuda a rejuvenecer el cerebro

“La fruta de la pasión”, conocida principalmente por su sabor exótico, fue protagonista de una investigación de un equipo de nutrición, neurociencia y científicos de plantas israelíes que, demostraron que comer este fruto también podría preservar la salud del cerebro en la vejez.

Los profesores Oren Tirosh, y Alon Samach junto al doctor Aron Troen están investigando y desarrollando alimentos capaces de proteger el cerebro y al sistema nervioso central.

El equipo ha descubierto que los extractos de fruta de “Dena”, una variedad de la maracuyá que han desarrollado, protegen a las neuronas de la degeneración en cultivos celulares de la enfermedad de Parkinson.

En colaboración con el Centro Volcani, y la estudiante Livnat Goldenberg, el equipo probó los atributos de las nuevas variedades. “Hemos notado que la maracuyá contiene un notable nivel de productos químicos con potenciales propiedades antioxidantes en comparación con otras frutas”, explica Samach.

“Un cultivo, que llamamos Dena, mostró una prometedora particularidad en la protección de las líneas celulares neuronales”, agregó.

El equipo expuso un grupo de ratones a una toxina que causa daños de oxidación a las neuronas en la parte del cerebro conocida como “la sustancia negra”. Estas son las mismas neuronas que mueren en la enfermedad de Parkinson, y luego complementó la dieta de los ratones con un extracto de este cultivar. La fruta redujo significativamente el grado de muerte neuronal comparado con los ratones de control que no consumieron el extracto. Además, los ratones que comieron el extracto tuvieron una tasa de supervivencia global más alta al final del experimento.

“A partir de la edad de 60 años, la probabilidad de contraer una enfermedad demencial aumenta exponencialmente hasta que a los 80 años es aproximadamente uno de cada cuatro. Es muy difícil detener estas enfermedades una vez que comienzan a estropear el cerebro, y la prevención es la mejor apuesta”, aseguraron los investigadores.

Sin embargo, el equipo no espera que la fruta cure la enfermedad de Parkinson y enfermedades similares, pero si piensan que podría modificar el curso de las enfermedades neurodegenerativas y será útil en su prevención y en la atenuación del envejecimiento cerebral.

Helueni