Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

En el 18, JAI

La emisora me abrió las puertas para publicar mis primeros artículos de análisis, y en ocasiones, eran tantas las horas que pasaba escuchando Jai, que sabía más de las crisis políticas internas de la República Argentina que de lo que pasa en mi país, de hecho más de una vez me acompañó la emisora en mis épocas de trabajo hasta altas horas de la noche y de un momento a otro a coro cantaba con la emisora “Oíd mortales el grito sagrado: libertad, libertad, libertad…” acompañado posteriormente del Hatikva y todo eso estaba bien, la emisora cumple un rol importante para quienes somos parte de ella como oyentes o colaboradores, ni se diga para la comunidad judía, no solo a nivel argentino, sino latinoamericano.

La labor que realiza Radio Jai en difusión no solo de política, sino de conocimiento de algo que se desconoce en muchas oportunidades como lo es el judaísmo, y ante lo cual ese desconocimiento lleva a la gente a crear mitos terribles, en algunos casos con unos niveles de fantasía sádica terribles, y Jai ha podido ayudar a enterrar esos prejuicios entre algunos. La radio informa, entretiene, acompaña y muchas otras cosas más.

Es lamentable que una situación de política interna haya dejado a la emisora sin un lugar para seguir funcionando del modo que ha venido haciéndolo desde hace 25 años, pero estoy seguro que las autoridades de la AMIA, sus asociados y otros grupos de personas interesadas en que la difusión del trabajo de Radio Jai, no solo continúe sino que se fortalezca y crezca estarán echando manos a la obra para llevar adelante la labor que desde hace más de dos décadas realiza la emisora.

No comento como judío, ya que halájicamente no lo soy por el momento, no lo hago como columnista de la emisora, ya que esta labor voluntaria la hago con otros medios sin sentir la misma pasión que siento por el trabajo de Radio Jai, tampoco lo hago como un simple oyente de la radio, ya que en definitiva me considero parte de la familia Jai.

Sin embargo, insto a todos los que lean esta nota, y principalmente a las grandes autoridades judías de Argentina, Latinoamérica y el mundo, a que no permitan que la labor de Radio Jai desaparezca, ya se han logrado colocar como una marca de alto bagaje que no debe ser despreciado y que por el contrario, debería contar con más apoyos no solo económicos, sino ideológicos y materiales que amplíen el impacto que esta emisora tiene, en una época donde la desinformación y los “fake news” invaden nuestros espectros informativos y ante la falta de interlocutores en nuestro idioma que puedan contrarrestar medios propagandísticos provenientes de Irán, el sur del Líbano, Siria y otros países que se consideran enemigos de Israel y promotores del antisemitismo solapado o directo.

Sin duda alguna que Radio Jai se une en el esfuerzo de informar y oponerse a esas voces que proclaman odio contra el mundo judío una vez más en nuestra sociedad considerada como “progresista” y “vanguardista”.

No entraré a acusar ni señalar culpables, pero lo cierto del caso es que es necesario para todos que haya una solución en este tema por su labor destacada a nivel latinoamericano y global.

Am Israel Jai… Radio Jai, Mickey y todo su equipo, Jazak ubaruj!!

Bryan Acuña

Helueni