-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea -

El aumento del antisemitismo

Gran parte de este antisemitismo adopta nuevas formas, porque los medios sociales amplifican los temas y tropos antisemitas. En muchos casos, la antipatía contra los judíos se vuelve moneda corriente.

Australia
En Australia, el abuso antisemita ha subido casi un 10% comparado con lo que ocurría un año atrás. Esa es la conclusión de un informe emitido el 26 de noviembre del 2017 por el Consejo Ejecutivo de Judaísmo Australiano. La organización culpa en gran medida por este elevado nivel de abuso a las nuevas organizaciones neonazis que se están volviendo populares en Australia y en otros sitios.

El carácter de los abusos antisemitas en Australia ha cambiado a lo largo del 2017. Los asaltos y vandalismo sigue dirigiéndose a los judíos, pero el número de estos ataques violentos ha disminuido. En cambio, los casos de posters, grafitis y amenazas antisemitas en línea crecieron enormemente.

En los campos universitarios en Melbourne, Sydney y Brisbane, un nuevo grupo neonazi (cuyo lema es: “Somos el Hitler que estaban esperando”), distribuyó posters ofensivos antijudíos. En uno de ellos, pedían que Australia “Legalizara la ejecución de judíos”. Esta clase de retórica fue reproducida en la vida real con ataques físicos, por ejemplo un incidente que tuvo lugar en marzo del 2017 en un autobús público en Sydney en el cual le preguntaron a un jovencito judío: “¿En dónde está tu pijama a rayas?”, antes de escupirlo y atacarlo físicamente.

Canadá
El 28 de noviembre del 2017, el gobierno de Canadá publicó datos que demuestran un crecimiento en los crímenes de odio antisemitas en todo el país: un crecimiento del 20% sobre el año anterior. De hecho, los judíos fueron los objetivos más frecuentes de los crímenes de odio en Canadá durante el 2017, incluso más que los negros, que fueron el segundo grupo más atacado. Los crímenes de odio contra musulmanes y católicos han disminuido. El crecimiento en 2017 sigue a los niveles ya elevados de ataques durante el año 2016. La naturaleza de estos ataques también está cambiando: en muchos casos se volvieron más violentos.

Estados Unidos
También en los Estados Unidos los crímenes antijudíos se elevaron de forma alarmante. La Liga Antidifamación (ADL) registró elevados niveles de incidentes antisemitas, incluyendo asaltos, vandalismo y acoso, en 2016: un crecimiento del 34% por encima de los niveles ya elevados del 2015.

La ADL anunció en noviembre del 2017 que esta perturbadora tendencia continuó durante el año 2017. Entre el 1 de enero y el 30 de setiembre, hubo 1299 asaltos antijudíos en los Estados Unidos, incluyendo ataques físicos, vandalismo y ataques a instituciones judías.

De acuerdo con la ADL hubo un “incremento distintivo” en los crímenes de odio antisemita luego de la manifestación neonazi de la “Derecha unida” en Charlottesville, Virginia, en agosto del 2016. En ese mitin, los manifestantes marcharon entonando el slogan nazi: “sangre y tierra” y “los judíos no nos reemplazarán”; y una manifestante antinazi, Heather Heyes fue asesinada por un supremacista blanco. “Si bien la tragedia de Charlottesville resalta esta tendencia, no fue una excepción”, explicó Jonathan A. Greenblatt, Director Ejecutivo y director Nacional de ADL. “Cada día, los supremacistas blancos atacan a la comunidad judía organizando manifestaciones públicas, reclutando miembros en los campos universitarios, atacando periodistas en los medios sociales e incluso atacando a niños pequeños”.

Luego de la marcha de Charlottesville, de acuerdo con la ADL, los Estados Unidos vieron un incremento del 182% en los ataques antijudíos, pero el odio neonazi contaminó la esfera pública durante todo el año. La marcha de Charlottesville fue uno de por lo menos 33 eventos de los supremacistas blancos en los Estados Unidos entre enero y octubre. En otros 188 incidentes, los supremacistas blancos distribuyeron panfletos antijudíos, la mayoría de las veces en campos universitarios.

Gran Bretaña
En el año 2017 se registraron niveles récord de ataques antijudíos en Gran Bretaña. En julio la Administración de Seguridad de Comunidades de Gran Bretaña, que registra los incidentes antisemitas, reportó un incremento de casi un tercio en el número de ataques durante la primera mitad del año, comparado con el mismo período de tiempo en el año 2016.

Al igual que en otros países, el antisemitismo en Gran Bretaña surge de ambos extremos del espectro político. Una encuesta del 2017 del Instituto de Investigación de Política Judía en Inglaterra descubrió que mientras que el 70% de los ingleses tienen visiones favorables sobre los judíos, cerca de un tercio de ellos fueron caracterizados como antisemitas. Alrededor de un 3% del público parece ser fuertes antisemitas, pero alrededor de un 30% mantienen algunas ideas antisemitas. Los niveles más elevados de odio hacia los judíos se encuentran en la extrema derecha; aquellos que se identifican con los partidos políticos de extrema izquierda y los musulmanes británicos también tienen más ideas antijudías. En los círculos izquierdistas de Gran Bretaña, el término “Sio”, una abreviatura de “sionista” se convirtió en un vocablo de potente abuso.

Asimismo, estas perspectivas de odio se difunden en línea. Un reporte del 2017 de la Universidad de Tel Aviv demuestra que en Gran Bretaña, como en todas partes, “los medios sociales se han convertido en el medio principal para abusar y acosar a los judíos y a las figuras públicas judías”. En los Estados Unidos, la ADL ha documentado un gran incremento de actividad antisemita en línea. Al examinar mensajes de Twitter durante la primera mitad del 2016, la ADL descubrió que más de dos millones y medios de Tweets contenían lenguaje antisemita.

A medida que estos países enfrentan niveles records de abusos antisemitas que continúan en ascenso, algunos judíos comienzan a pensar en marcharse. Un estudio de la Campaña Británica Contra el Antisemitismo descubrió que sólo el 59% de los judíos ingleses se sienten bienvenidos; un tercio de la población ha considerado la posibilidad de marcharse del país. Cuando el odio a los judíos se vuelve cada vez más de moda, es posible que otros judíos angloparlantes puedan reconsiderar su lugar histórico en los países que llaman su hogar.

Fuente: Aish Latino

Helueni