Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

De bandera la ilusión

Pasaron más de 500 días para que, en otro escenario, y con otro rival, la Selección Argentina finalmente juegue un amistoso en Israel. Luego del frustrado partido ante el combinado local el 9 de junio de 2018, que se canceló por decisión de AFA tras las amenazas terroristas, Messi y compañía empataron 2-2 ante Uruguay en Tel Aviv.

“Las amenazas que han ocurrido, nos han llevado a tomar la decisión de no viajar”, confirmaba Claudio Tapia un 5 de junio de 2018, cuando Argentina se iba a enfrentar a Israel en Jerusalem 4 días más tarde.

El terrorismo, en aquel momento, resultó “la mejor excusa” para no viajar a Medio Oriente en plena preparación para el Mundial de Rusia (que dejaría a la Selección Argentina eliminada en octavos de final a manos de Francia, posterior Campeón), dado que el debut era apenas una semana después y, acumular millas de viaje no parecía la mejor idea, a pesar de ya haber cobrado el cachet correspondiente.

La Asociación del Fútbol Argentino estaba en deuda con Israel y había que cumplir con lo pactado de alguna manera. Con Jerusalem fuera en primera instancia, el estadio Bloomfield de Tel Aviv fue el elegido, y con Israel jugándose la clasificación a la Eurocopa, el rival fue Uruguay.

Poco importan los goles de Cavani, Agüero, Suárez y Messi, en ese orden, para el empate 2-2. Poco importa la pelea de entre los autores del primer y último gol y sus chicanas. Menos atrae pensar en quién será el arquero argentino en las eliminatorias tras la floja participación de Esteban Andrada.

Minutos antes de las 21 (hora local), decenas de niños y niñas ingresaron corriendo con una remera blanca y pantalón azul, portando banderas de Argentina, Uruguay e Israel, intercaladas, como una sola. El “Clásico of Río de la Plata” se trasladaba al centro del campo del Bloomfield que lucía en una lona una sola palabra, en 4 idiomas. Peace, Paz, Shalom, Salam.

Detrás de ellos e interpretando “BaLeilot”, apareció el cantante Rotem Cohen, amigo del bachatero cubano Descemer Bueno, con quien hizo duo en varios temas en español.

“Al menos dame un minuto más que no pueda olvidar”, dice una estrofa de la canción elegida por el cantautor israelí, considerando quizás que el momento indicado era aquel en 2018, pero este en 2019 resulta aunque sea un consuelo.

Consuelo para los miles de argentinos y uruguayos que viven en Israel y pudieron disfrutar de sentirse un poquito más locales y de atraer sus afectos, llevarlos al estadio y pagar sin importar el valor, porque en estos tiempos de violencia, caos y desesperación en Sudamérica, todavía hay una pasión como el fútbol que une.

Compañeros de trabajo que se rivalizaron por 90 minutos, cada uno con sus colores, pero que al día siguiente les contaban emocionados a sus pares la sensación de vivir ese momento.

Esta vez el terrorismo no pudo. Estaba claro que la disputa por Jerusalem era el objetivo de las amenazas del año pasado y que los cohetes lanzados por Hamas desde Gaza en los últimos días, que como siempre no se ven en estos lados, sino que los medios nos cuentan del “ataque israelí”, no fueron más que una de las tantas escaladas de violencia que los israelíes sufren cada día. El partido se jugó y vaya si valió la pena.

“De bandera la ilusión, y preparando la acción, que la cordura no tiene oferta” reza la canción de la banda uruguaya “La Vela Puerca”. La ilusión cumplida de ver flamear las 3 banderas en el centro del campo, pidiendo por la paz, preparando la acción de lo que se tradujo en 90 minutos de fútbol, porque la cordura, la sensatez, la lógica y la simple razón de disfrutar y dar rienda suelta a la pasión, no tiene oferta, no se negocia, pero menos aún se achica ante la violencia.

Esta vez, ganó el fútbol.

Por Nicolas Ini

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni