Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Población Judía mundial. nuevos judíos y colectivos judaizantes

Dr. Israel Jamitovsky

 

Recientemente afloró una interesante controversia en torno a la población judía en el mundo.Según informe de la Agencia Judía, las discrepancias se suscitaron en primer término entre el demógrafo Sergio Della Pérgola y el Instituto de Investigaciones y Encuesta americano conocido con las siglas PEW. Mientras que Della Pégola sostiene que la población judía mundial es de 15.200.00 personas, el Instituto de Investigaciones y Encuestas Americano sostiene que el número de judíos en el mundo es de 16.700.000 millones.

Las disidencias entre ambos radica fundamentalmente en torno a la Judeidad Norteamericana. Della Pérgola estima que en la actualidad residen en Estados Unidos alrededor de 6 millones de judíos en tanto que el Instituto de Investigaciones y Encuestas Americano afirma que residen en la USA 7 millones y medio de judíos.Posiblemente las discrepancias radican en torno a quién se considera judío. Della Pérgola incluye en su cómputo, a todo aquel que se autodefine como judío independientemente de la condición judía o no de sus padres.Se desconoce sobre qué parámetros define la condición judía el Instituto de Investigaciones y Encuestas Americano.Según Della Pérgola, este Instituto parte de premisas totalmente diferentes.Cualquier persona de origen judío aunque hayan transcurridos varias generaciones y haya renunciado de hecho a la condición judía, es considerada judía y de ahí que el antedicho Instituto haya agregado un millón y medio de personas a la comunidad judía norteamericana.Trascendió igualmente, que Della Pérgola intentó persuadir de su postura a los investigadores del mencionado Instituto aunque sin éxito.

Otra discrepancia en relación a la población judía mundial, aflora en relación a la Comunidad Judía de Ucrania.Acorde a un informe presentado por la Agencia Judía, residen en Ucrania 43 mil judíos en tanto que según los guarismos del Congreso Judío Europeo y la Confederación Judía de Ucrania, residen en este país 360 mil judíos-Según Della Pérgola, por distintas razones que no especificó , las comunidades judías tienen interés en presentar un número de miembros mayor al que realmente existe.

Salvo la Comunidad Judía Norteamericana, el resto de la población judía mundial proviene de guarismos elaborados por Sergio Della Pérgola.Amén de la comunidad judía norteamericana, entre las diez comunidades judías más grandes del mundo cabe destacar a Israel(6.900.000), Francia(446.000), Canadá(393.500),Gran Bretaña(292.000), Argentina(175.000), Rusia(150.000), Alemania (118.000), Australia(118.000) y Brasil(91.500).En cuanto a las comunidades judías de América Latina amén de las dos grandes comunidades invocadas precedentemente, cabe señalar a México (40.000),Uruguay (16.700),Chile (16.000), Panamá (10.000) y Venezuela (7.300). Debe señalarse igualmente que previo a la Segunda Guerra Mundial y al Holocausto, residían en el mundo 16.700.000 de judíos

NUEVOS JUDÍOS Y COLECTIVOS JUDAIZANTES

En un interesante artículo escrito por la rabina ortodoxa Renaná Birenbaum publicado hace un tiempo en el semanario israelí Makor Rishón, en los últimos decenios asistimos a un impactante proceso, por cierto muy poco conocido en Israel.Se trata de conglomerados e individuos que por su iniciativa y deliberada voluntad se identifican con la tradición y fe judías a diversos niveles.En todo el orbe, emergen comunidades judaizantes o de búsqueda en pos del judaísmo, tal como los define su esposo el rabino Elihau Birenbaum que ha investigado y continúa investigando este fenómeno.En este contexto, hace años que funcionan comunidades cuyos miembros asisten a las sinagogas y observan los preceptos de la tradición judía como la comida kosher. Estas comunidades cuentan con miembros de excelente nivel cultural como ser médicos, ingenieros, informáticos, etc.

No estamos aludiendo a un hecho aislado.Se trata de más de 200 comunidades que operan en el mundo entre las cuales cabe señalar a Nuevo México y Miami en Estados Unidos.En Colombia existen 40 comunidades de esta índole, en San Salvador cientos

de personas viven acorde a la tradición judía.Otro tanto sucede en Guatemala cuyo número supera al número oficial de miembros de la comunidad judía local.Hace algo más de dos años y con un pequeño grupo de israelíes efectué una interesantísima vista a Guatemala. En los pequeños pueblos percibí en las paredes de las fincas y en la parte trasera de los automóviles la Estrella de David.Pensé que eran evangelistas pero a la luz de lo que estoy señalando, muy posiblemente sea un reflejo de la identificación judía de estos nuevos colectivos.

Estos grupos judaizantes también existen en México, Venezuela, España, Portugal, Honduras, Panamá, Costa Rica, Brasil.Chile y en diversos lugares de África.

Entre estas comunidades hay miembros que se convirtieron al judaísmo, otros se están convirtiendo y a hay quienes no se sometieron a ningún tipo de conversión.Parte de ellos observan estrictamente los preceptos judaicos, otros lo hacen parcialmente, pero aún aquellos que atravesaron estrictamente la conversión ortodoxa, hay veces que estos colectivos no son aceptados por las comunidades judías locales, de ahí entonces surgió la necesidad de fundar sus propias comunidades.La rabanit Birenbaum señala que lamentablemente aún aquellos conversos convertidos por tribunales rabínicos estrictamente ortodoxos del exterior, su conversión no es totalmente reconocida por el Estado de Israel.

A nivel nacional, todos estos colectivos apoyan fervientemente al Estado de Israel y hay quienes expresaron su deseo de radicarse en el mismo.

El fenómeno en sí no es nuevo.En el siglo pasado y a partir de de la década del año 70 del siglo 20 , individuos y familias enteras del Perú resolvieron por su propia iniciativa y deliberada voluntad convertirse al judaísmo según el rito ortodoxo y posteriormente se radicaron en Israel.Según la información que poseo, se trataba en total de aproximadamente 600 personas.

Partiendo del supuesto básico que el Judaísmo no es proselitista y con las precauciones del caso, no hay dudas que estamos ante un fenómeno altamente beneficioso para el pueblo judío y el Estado de Israel.En este contexto comparto la postura de la rabanit Birenbaum cuando señala que pese a la trascendencia del tópico y los desafíos que conlleva, tanto Israel como parte de las comunidades diaspóricas no decidieron qué política adoptar y cómo proceder ante el surgimiento de las comunidades de conversos y judaizantes.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni