Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Simon Wiesenthal

Simón Wiesenthal

“Cuando la historia mire al pasado, quiero que la gente sepa que los nazis, que mataron a millones de personas, no salieron impunes”.

La afirmación fue realizada por Simón Wiesenthal, que terminada la II Guerra Mundial dedicó su vida a convertirla en una realidad. Simon Wiesenthal nació Buczacz, Galitzia, que pertenecía al Imperio Austrohúngaro y hoy forma parte de Ucrania, el 31 de diciembre de 1908.

Estudió y se graduó como arquitecto, profesión en la que desarrolló una exitosa carrera.

Se casó con Cyla en 1936 y durante años desarrolló una vida profesional exitosa. La Primera Guerra Mundial había dejado severas secuelas en su familia. Su padre había muerto en el frente. Pero la Segunda Guerra Mundial arrasó con su grupo familiar y su pueblo. Entre él y su esposa perdieron 98 parientes en esos seis años.

El y Cyla fueron destinados al lager de Janovska, que fue un campo de trabajo y concentración alemán cerca de la ciudad (entonces polaca) de Lwów. Hoy esta ciudad está en Ucrania.

En Janovska se emplearon 200.000 judios. Solo 300 sobrevivieron al campamento, incluidos: Janina Hescheles (Janina Altman) Alexander Schwarz de Lemberg, William Ungaro y Simon Wiesenthal.

Este sobreviviente del Holocausto, dedicó su vida a concientizar a las sociedades de la necesidad de perseguir y enjuiciar a los nazis, para que no evadiesen la justicia.

Después de su liberación trabajó para la Sección Crímenes de Guerra del Ejército de los Estados Unidos y en 1947 abrió el Centro de Documentación Histórica Judía en Austria.

Durante décadas presionó a los gobiernos occidentales para que localizaran y enjuiciaran a los criminales nazis que habían escapado, y también proporcionó pistas que, en ocasiones, condujeron a sus extradiciones.

Entre ellas se encuentran las que dio a los investigadores de crímenes de guerra para que encontraran a Adolf Eichmann, administrador de la “solución final”; Franz Stangl, comandante de los campos de exterminio Sobibor y Treblinka; y Karl Silberbauer, el agente de la Gestapo que dirigió el arresto de Ana Frank y su familia.

Otra de sus informaciones permitió descubrir que la ex guardia de un campo de concentración Hermine Braunsteiner Ryan vivía en Nueva York como una sencilla ama de casa. Fue la primera criminal nazi en ser extraditada desde los Estados Unidos.

Pasó, debido a su habilidad profesional como arquitecto, por 5 campos y fue liberado de Mauthausen por las fuerzas estadounidenses en 1945. Cuando el genocidio nazi terminó, todos los sobrevivientes volvieron a su casa para olvidar. Pero él no; tenía una tarea que nadie más quería encarar. Cuando su salud mejoró, ofreció sus notas sobre los criminales nazis al Ejército de los Estados Unidos y trabajó recogiendo documentación para los procesos judiciales sobre los nazis realizados en los juicios de Núremberg.

En 1947, él y treinta voluntarios más fundaron el Centro de Documentación Judía en Linz (Austria), con el propósito de recoger información para futuros procesos. Sin embargo, los Estados Unidos y la Unión Soviética perdieron el interés en promover procesos contra crímenes de guerra y el grupo se dispersó. Pese a todo, Wiesenthal continuó reuniendo información en su tiempo libre mientras trabajaba para ayudar a los afectados por la Segunda Guerra Mundial.

Fue una figura fundamental en la captura y procesamiento del principal actor de la “solución final” o Endlösung: Adolf Eichmann. En 1954 consiguió localizarlo e identificarlo en Buenos Aires; e informó de ello al Centro de Investigación del Holocausto Yad Vashem en Israel, quienes fueron inicialmente muy escépticos al respecto, pero finalmente Eichmann fue capturado por el Mossad en la conocida “Operación Garibaldi”.

Simón Wiesenthal falleció el 20 de septiembre de 2005 en Viena

 

Simón Wiesenthal dixit

“La violencia es como una mala hierba – no muere aún en la mayor sequía.”

“Para que el mal prospere, sólo requiere que los hombres buenos no hagan nada.”

“La historia del hombre es la historia de los crímenes, y la historia se repite. Así que la información es una defensa. A través de esto podemos construir, debemos construir una defensa contra la repetición.”

“La nueva generación tiene que escuchar lo que la vieja generación se niega a decirle.”

“La justicia para los crímenes contra la humanidad no debe tener limitaciones.”

“No se puede negar que Hitler y Stalin están vivos hoy en día… que están a la espera de que nos olvidemos, porque esto es lo que hace posible la resurrección de estos dos monstruos.”

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni