Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

El jefe del Mossad se equivocó

Hezbollah, Hamas y el régimen iraní son radicales, incluso cuando actúan de forma pragmática.

El exjefe del Mossad, Yossi Cohen, no es ingenuo. Como era de esperar, el director saliente es sospechoso por naturaleza, cínico por su vocación, y es alguien que sabe de primera mano que se puede tener un comportamiento moderado incluso si todavía persigue una agenda radical.

En su primera entrevista después de dejar la agencia de inteligencia, admitió que evaluó erróneamente que Hamas estaba buscando algún tipo de acuerdo con Israel. Incluso reveló su error casi teológico de “quería creer” y “creía de todo corazón”.

Explicó: “Pensé que teníamos un arreglo. Quería creer que debido a todo el esfuerzo que hicimos para lograr tiempos de paz que necesitamos desesperadamente aquí y allá … admito que creía, creía de todo corazón que si los residentes de la Franja de Gaza veían mejorar su bienestar, su motivación para las crisis y las guerras disminuiría. Parece que estaba equivocado. Estaba equivocado”.

Los judíos han cometido este error durante más de un siglo. En los primeros años de la esta didad, Moshe Sharett, quien se convertiría en el segundo primer ministro de Israel, explicó que el sionismo se construyó completamente sobre la conciencia nacional, no para hacer que los judíos se sintieran mejor. Sin embargo, cuando se trataba de árabes que vivían en Israel, esperaba que expresaran sus opiniones sobre la economía y el progreso, ignorando por completo el problema nacional.

“Dijimos: les estamos trayendo una bendición … Esperábamos que vendieran su derecho de nacimiento nacional en esta tierra por la proverbial confusión del potaje socioeconómico … Hay una suposición, explícita o no, de que dado que los árabes están en una situación económica, social y culturalmente desventajosa, solo se enfocan en el sustento y en lo mundano … No comprenden los valores nacionales. Tal argumento da lugar a inclinaciones negativas que se derivan del sentimiento insultante de que los vemos como seres humanos inferiores, que no están entusiasmados con la identidad nacional y lo único que buscan es comida y servicios médicos”.

El daño de tal perspectiva se vuelve mayor cuando se combina con un error analítico y perceptivo que prevalece entre los intelectuales que creen que el comportamiento pragmático indica que los líderes se están alejando del radicalismo.

Según este enfoque, si los radicales exhiben pragmatismo, deben estar abandonando su estrategia de terrorismo e intentos de borrar al estado judío del mapa. Si tan solo se les diera todos los bienes que necesitan, ya no intentarían destruir al país que les otorgó estas posibilidades porque “tendrían algo que perder”.

Tal suposición se basa en una comprensión defectuosa del radicalismo y una falta de conocimiento de la historia del mundo. Adolf Hitler actuó pragmáticamente en Munich, al igual que Joseph Stalin con el Pacto Molotov-Ribbentrop, Yasser Arafat en Oslo, Ruhollah Khomeini con el primer gobierno que formó y Ali Khamenei con sus negociaciones con Barack Obama. Lo mismo hizo Pol Pot en Camboya cuando apoyó al rey Norodom Sihanouk, y a Kim Il-sung cuando era comandante del ejército soviético. Así es también como la Hermandad Musulmana en Egipto logró que Obama los ayudara.

Hezbollah, Hamas y el régimen iraní son radicales, incluso cuando actúan de forma pragmática. Israel debe disuadirlos en lugar de “creer de todo corazón” que su naturaleza agresiva y violenta puede cambiar si mejora su nivel de vida.

Los radicales están tratando de persuadir a Jerusalén y a Washington para que les otorguen recursos, como rehabilitar la franja y levantar las sanciones a Irán, lo que les permitiría continuar la guerra.

Los dos gobiernos no deben caer en la tentación de hacerlo. Es cierto que a corto y mediano plazo podría eliminar la amenaza, pero de ninguna manera debemos ayudar a Hamás a ganar más fuerza.

Por Dan Schueftan

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni