Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Rusia amplía base aérea en Siria para aumentar su presencia regional

El Ministerio de Defensa ruso está trabajando actualmente en la ampliación de las capacidades de la base aérea siria de Jmeimim, en el campo de Latakia, como parte de los planes de Rusia para afianzar su presencia en el Mediterráneo oriental a largo plazo.

El sitio web War Zone, especializado en análisis militares, había publicado en un informe el 5 de febrero con imágenes por satélite que mostraban los trabajos en curso para ampliar una de las dos pistas principales de la base aérea militar de Jmeimim en unos 300 metros. “La ampliación permitiría a la base soportar despliegues más regulares de aviones más grandes y más cargados, incluyendo aviones pesados e incluso potencialmente bombarderos”, afirmaba el sitio web.

Mientras tanto, los medios de comunicación rusos citaron a un piloto ruso diciendo el 27 de mayo que ahora es posible que los aviones aterricen en la base aérea de Khmeimim, uno tras otro, con un lapso de tiempo de un minuto. El piloto dijo que el aeropuerto de la base aérea también estará equipado para recibir aviones civiles.

A finales de abril, circularon informes sobre el primer vuelo entre Israel y Siria, afirmando que un avión ruso despegó del aeropuerto Ben Gurión de Tel Aviv hacia la base aérea de Khmeimim en Latakia.

Nasr al-Yousef, periodista ruso-sirio residente en Moscú y presidente del consejo de administración del sitio web de noticias Syrian Today, declaró: “Moscú está manejando la base aérea de Jmeimim como territorio ruso, y está tratando de controlar amplias extensiones en los alrededores de sus bases y permitiendo operaciones de expansión con el pretexto de asegurarlas contra ataques externos. Según el acuerdo para controlar la base aérea de Jmeimim, el régimen sirio no tiene derecho a controlar la carga de los aviones y barcos que entran en sus bases. Los rusos y sus invitados también pueden entrar y salir de las bases sin necesidad de un visado de entrada del régimen sirio”.

Y añadió: “Como las bases rusas necesitan muchos empleados para controlarlas porque contienen instituciones de servicio, administrativas y productivas, y como la zona no comparte fronteras terrestres con Rusia, la única solución era un aeropuerto civil de pasajeros para trasladar a este gran número de empleados en las bases”.

Abdel Wahab Asi, investigador del Centro de Estudios Jusoor de Estambul, dijo: “Rusia está completando la ampliación y el mantenimiento de las pistas del aeropuerto para poder acoger los tres bombarderos rusos que ha introducido recientemente: TU 22 M3, TU-95 MS y TU 160. Sin embargo, aparte del objetivo de Rusia tras la ampliación de la base -que es aumentar la capacidad de la base de Jmeimim y transformarla en un centro operativo en la región-, está trabajando para convertirla en un centro que facilite las transferencias logísticas y estratégicas de Rusia a Siria, y de ahí a cualquier otra base en Oriente Medio, como la base de al-Jufra en Libia u otras en el futuro”.

Y añadió: “Esto refleja un interés sin precedentes en Oriente Medio. La expansión también conlleva un mensaje para la nueva administración estadounidense: que no habrá una retirada inmediata de los rusos [de la región] y que Siria es una importante zona de influencia para ellos. Las operaciones de ampliación facilitan la recepción de aviones civiles, siempre que se utilicen en viajes diplomáticos y de seguridad, ya sea entre Rusia y el régimen sirio o cualquier otro país como Israel, en caso de que se lleven a cabo negociaciones bilaterales como las que tuvieron lugar a principios de 2021”.

Wahab Asi añadió: “Rusia se abstiene de utilizar los aeropuertos de Damasco o Alepo u otros porque estos aeropuertos podrían estar destinados a misiones civiles y no diplomáticas bajo la inestabilidad actual. Rusia está tratando de garantizar el máximo nivel de seguridad y confianza, en caso de una visita del presidente ruso Vladimir Putin, de los ministros de defensa y de asuntos exteriores, o de cualquier otro funcionario de alto rango, incluso de los estados árabes e Israel, especialmente con la prohibición de viajar hacia y desde Siria. Los aeropuertos civiles de Siria necesitan una costosa restauración porque sus infraestructuras han sido destruidas [a lo largo de la guerra siria] o por falta de mantenimiento. Rusia no quiere asumir el coste de mejorar el funcionamiento de las pistas para ampliar el funcionamiento y la capacidad de estos aeropuertos. Por lo tanto, está trabajando en la ampliación de su propia base aérea militar”.

Rusia y el régimen sirio firmaron en 2019 un acuerdo que prevé el arrendamiento del puerto de Tartus por parte de Moscú durante 49 años, en una medida que consolidó la hegemonía rusa sobre toda la costa siria. El artículo 25 de los términos del acuerdo estipula que se renovará automáticamente por otros 25 años si ninguna de las partes envía una carta de intención por vía diplomática solicitando su terminación, siempre que la fecha de envío de esta carta sea al menos un año antes de la fecha de vencimiento del acuerdo.

Muhammad Fayez al-Asmar, analista militar y desertor del ejército sirio afincado en Turquía, que realiza análisis para varios centros de estudio y canales de noticias, dijo: “Rusia está trabajando para tener una presencia e influencia militar a largo plazo en Siria, utilizando su aviación en todos los aeropuertos militares y civiles de Siria, y trabajando en el despliegue de bases militares terrestres y equipándolas con armas y equipos modernos, comprando la lealtad de los oficiales militares y de seguridad sirios, nombrándolos en importantes puestos de liderazgo y enviando oficiales a Moscú para que tomen cursos de liderazgo en las academias militares y de seguridad rusas. Moscú también pretende ampliar la base naval de Tartus y construir nuevos muelles flotantes para recibir barcazas, buques de guerra y barcos comerciales rusos, y proporcionarles servicios logísticos y técnicos”.

Señaló que “el aeropuerto de Jmeimim puede acoger aviones civiles, ya que cualquier aeropuerto militar tiene esta capacidad si se le dota de características técnicas adicionales. Actualmente se está trabajando para desarrollar el aeropuerto de Khmeimim en el plano de la seguridad, asegurando la defensa aérea y mejorando la capacidad, la rapidez y la precisión en la prestación de los servicios técnicos necesarios, como la reparación, el llenado de combustible, la disponibilidad de hangares y talleres de mantenimiento, sin olvidar los modernos dispositivos de extinción de incendios, de dirección, de iluminación, de navegación y las torres que ayudan a los pilotos en el despegue y el aterrizaje, de día y de noche, en condiciones meteorológicas difíciles”.

Fuente: Al Monitor

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni