Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Universidad Hebrea de Jerusalem: “Dentro de este campus cesarán los conflictos y divisiones políticas”

La piedra fundamental de la universidad fue colocada en el Monte Scopus el 24 de julio de 1918, y el 1 de abril de 1925 tuvo lugar su acto inaugural, contando con la presencia de Lord Arthur Balfour, el poeta nacional hebreo Jaim Najman Biálik y Jaim Weizmann“.

Durante el discurso inaugural se enunció el objetivo de la futura Universidad Hebrea:

“Dentro del campus de esta Universidad cesarán los conflictos y divisiones políticas. Confío en que todos los credos y razas se unan al gran objetivo común que es la búsqueda de la verdad, promoviendo la paz y el entendimiento entre los pueblos” Jaim Weizmann

Albert Einstein, quien en ese momento se encontraba de visita en Argentina, escribió: “Desearía expresar la esperanza que los maestros y estudiantes de la nueva Universidad Hebrea siempre preserven la conciencia, que sirven mejor a su pueblo cuando conservan los lazos con la humanidad y con los más altos valores humanos […] Con el tiempo esta Institución demostrará con mayor claridad los logros de lo que es capaz el espíritu judío […]

En 1921 Einstein acepta una invitación de Jaim Weitzman a una gira por los EE.UU. para recaudar recursos para el fondo destinado a asistir a los pioneros judíos de Palestina. Einstein fue recibido en Estados Unidos con un entusiasmo indescriptible. Su nombre y su presencia implicaban un aval y un prestigio para la causa sionista de excepcional fuerza. Vuelve de esa gira, impresionado por el pueblo judío, al que encuentra, según él explica, por primera vez en su expresión masiva y popular en contacto con esa comunidad de definida militancia nacional judía y hondas raíces, forjadas en muchos casos en el vigoroso judaísmo de Europa oriental.

Frente al pueblo judío de la Europa culta que él conocía, un pueblo desgarrado, envuelto en dudas como los de la asociación de judíos alemanes de fe judía, Einstein se encuentra, en los Esta- dos Unidos, con otro tipo de gente.

Al volver de la gira le escribe a Jaim Weitzman, diciéndole: “En Norteamérica descubrí por primera vez al pueblo judío. He visto cualquier cantidad de judíos, pero nunca he visto al pueblo judío, ni en Berlín, ni en el resto de Alemania. Este pue- blo judío que encontré en Estados Unidos, vino de Rusia, Polonia y toda Europa oriental. Estos hombres y mujeres retienen aún un sano sentimiento nacional, no destruido todavía por el proceso de atomización y dispersión. Los hallé extraordinariamente dispuestos para el autosacrificio y creativos en un sentido práctico.”  A partir de ahí su actividad sionista es incesante.

En 1923, Einstein, ya premio Nobel, va a Cambridge (Inglaterra) y se dedica a recolectar fondos para ayudar a las causas nacionales judías.

“En el mismo año llega a Israel, y allí se produce un acto que, si no fuéramos testigos y participantes de lo que sucedió después, parecería una ceremonia de alucinados. En el Monte Scopus, en un baldío, frente a una comunidad absolutamente pobre, con las mayores dificultades económicas y políticas, reducida numéricamente, con muy escasas posibilidades de llegar a lo que llegó, Einstein dicta la conferencia inaugural de la que habría de ser la Universidad Central del Pueblo Judío”.

 

Pone la piedra basal de la Universidad Hebrea de Jerusalén, de una utopía. Esa causa va a ser axial en su vida, y en ese acto declara, que ahí se está poniendo la piedra de una casa lista para convertirse en centro de sabiduría y ciencia para todos los pueblos de Oriente.

La Universidad Hebrea de Jerusalén es una universidad pública ubicada en la ciudad de Jerusalem. Fundada en 1918, 30 años antes de la fundación del mismo, y la primera con carácter hebreo . El centro más grande del mundo de estudios judíos y hebraicos, se encuentra en  la Biblioteca Nacional de Israel dentro de esta universidad.

El primer consejo de rectores de la Universidad Hebrea incluía a Albert Einstein, Sigmund Freud, Martin Buber y Jaim Weizmann. Cuatro de los primeros ministros de Israel, como muchos otros políticos y estadistas del Estado judío, se graduaron de esta universidad.  En el año 1884, durante la convención de la organización Hovevei Zion (Los Amantes de Sion) en Katowice, el Profesor Herman Zvi Shapira propuso la creación de una Universidad Judía. Esta propuesta se expuso de nuevo en el Primer Congreso Sionista celebrado en Basilea, en 1897. Quienes impulsaron con mayor fervor la propuesta fueron los integrantes de la agrupación liderada por el judío Jaim Weizmann, quien era profesor en la Universidad de Ginebra, e iba convertirse años más tarde en el primer Presidente de Israel.

En 1902, Weizmann en compañía de Berthold Feiwel y Martin Buber, solicitan la rápida constitución y financiación de una Universidad Judía en Jerusalén. Don Teodoro Herzl fue el encargado de gestionar ante el Sultán otomano un permiso para construir la universidad.

La universidad goza de renombre internacional; en sus aulas, aprendieron o enseñaron 8 Premios Nobel:

Albert Einstein (Física, 1921)

Daniel Kahneman (Economía, 2002)

Aarón Ciechanover (Química, 2004)

Abraham Hershko (Química, 2004)

David Gross (Física, 2004)

Israel Robert Aumann (Economía, 2005)

Ada Yonath (Química, 2009)

La Universidad Hebrea de Jerusalén es heredera única y depositaria del legado de Albert Einstein, y conserva entre sus bienes patrimoniales, todos sus documentos manuscritos” 

 

  

Además, es reconocida internacionalmente por sus investigaciones en el campo de la nanotecnología, la medicina e ingeniería. Además de ser uno de los centros de formación de gran parte de los dirigentes políticos de Israel.

 

Artículo con textuales del Libro Einstein, el gran cuestionador de Bernardo Kliksberg.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

 

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni