Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Las últimas encuestas de televisión muestran que Netanyahu gana apoyo y se acerca a la mayoría; rivales caen

El Likud de PM se proyectaba a ganar entre 30 y 32 escaños y conseguir 60 junto con socios declarados y potenciales; El 51% no lo quiere como primer ministro, pero sigue siendo mucho más popular que sus rivales.

Las últimas encuestas transmitidas por el Canal 12 y el Canal 13 el viernes antes de las elecciones nacionales del martes mostraron al primer ministro Benjamin Netanyahu en la cúspide de lograr una mayoría gobernante a medida que la contienda llega a su fin, aunque todavía no tiene garantizada una continuidad en el cargo.

La encuesta del Canal 12 mostró que el Likud de Netanyahu está ganando impulso, y el partido ganó tres escaños la semana pasada. Aunque la mayoría de los encuestados, el 51 por ciento, no quiere que continúe como Primer Ministro, es mucho más popular que cualquier otro candidato.

Ambas encuestas mostraron al Likud y sus aliados religiosos en 60 escaños, un escaño menos que la mayoría mínima en la Knesset de 120 miembros. El apoyo potencial del rebelde partido árabe Ra’am podría llevar al primer ministro a la cima, pero la extrema derecha se opone firmemente a tal alianza.

El canal 12 mostró al Likud con 32 escaños, su resultado más alto en meses; Yesh Atid del líder de la oposición Yair Lapid con 18; Yamina de Naftali Bennett con 9; Tikvá Jadashá de Gideon Sa’ar con 9; la Lista conjunta de partidos árabes mayoritarios tiene 8; Shas ultraortodoxo Sefaradí tiene 8; Yaadut Hatoráh, con 7; Yisrael Beytenu de Avigdor Liberman con 7; y Avodá 6.

Cuatro partidos rondaban justo por encima del umbral electoral del 3,25%: Kajol Labán, El sionismo religioso, Meretz y Ra’am, que se separaron de la Lista Conjunta árabe, todos tenían 4 escaños.

Uno o más de esos partidos que caen por debajo del umbral podrían causar cambios potencialmente dramáticos en la distribución general de escaños y ayudar a un lado u otro a construir una coalición.

En total, Netanyahu y sus aliados declarados en Shas, Yaadut Hatoráh y el sionismo religioso tenían 51 escaños. Yamina, que no ha descartado unirse a una coalición liderada por Netanyahu, sumaría nueve para llegar a 60.

Mientras tanto, el bloque de partidos que ha descartado unirse a un gobierno liderado por Netanyahu tenía 56 escaños. Ra’am no se ha comprometido de una forma u otra.

En el Canal 13 las distribuciones de asientos fueron: Likud 30; Yesh Atid 18; Yamina 10; Tikvá Jadashá 10; Lista conjunta 8; Shas 8; Yahadut Hatoráh 7; Yisrael Beytenu 6; Avodá 6; Sionismo religioso 5; Meretz 4; Kajol Labán 4; y Ra’am 4.

Netanyahu y sus aliados tenían 50, con Yamina potencialmente llevándolo a 60. El bloque anti-Netanyahu una vez más tenía 56, con Ra’am supuestamente neutral.

El canal 12 notó la dramática caída en los últimos tres meses tanto de Yemina como de Tikvá Jadashá en las encuestas, ya que ambos obtuvieron unos 20 escaños en algunos puntos durante la carrera electoral, y ahora redujeron a la mitad su poder en las proyecciones más recientes.

Cuando se les preguntó a quién preferían como primer ministro, el 36% dijo Netanyahu, el 23% dijo Lapid, el 12% dijo Sa’ar y el 7% dijo Bennett.

Cuando se les preguntó si querían que Netanyahu continuara como Primer Ministro, el 51% dijo que no, el 36% dijo que sí y el 13% dijo que no lo sabía.

La encuesta también preguntó cuáles esperaban los encuestados que fueran los resultados de las elecciones: el 40% dijo que Netanyahu formaría una nueva coalición, el 38% dijo que no se formará una coalición y se convocará una quinta elección, el 11% dijo que los oponentes de Netanyahu formarían una coalición y el 11% no lo sabía.

Si bien las encuestas ocurren casi diariamente en Israel en las semanas previas a las elecciones y no se consideran demasiado confiables, tomadas en conjunto, las encuestas a menudo pueden servir como un indicador general del clima político y hacia dónde se puede dirigir la votación. .

Las próximas elecciones, la cuarta en dos años, se convocaron después de que el gobierno de poder compartido del Likud y Kajol Labán no lograron ponerse de acuerdo sobre el presupuesto antes de la fecha límite del 23 de diciembre.

La elección, al igual que las tres votaciones anteriores, se considera en gran medida un referéndum sobre el gobierno de Netanyahu en medio de su juicio en curso por cargos de corrupción, así como el manejo de su gobierno de la pandemia de COVID-19.

 

Permitida la reproducción citando las fuentes.

 

 

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni