Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Cánticos antisemitas: Cuando las sociedades quieren cambiar una lógica, necesitan ser drásticas


Luego de cánticos antisemitas por parte de los barrabravas de Chacarita en el partido disputado con Atlanta en San Martín por la Primera Nacional de AFA, en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Radio Jai dialogó con el periodista y comentarista deportivo Gonzalo Bonadeo, acerca de la situación que atraviesa el fútbol argentino hace ya unos años. Este fue su análisis:

“Hay un camino extremadamente grave que atraviesa el fútbol hace muchísimo tiempo, el de haber naturalizado todo esto. El mismo plantel de Chacarita pidió disculpas un día después por comentarios discriminatorios hacia su propia hinchada, está generalizado todo esto. Hoy en los partidos de Boca, en los que no hay hinchada, ponen cánticos en parlantes para darle el clima tradicional al partido, pero estos cánticos, en los que se dice todo tipo de barbaridades, son de la barrabrava, que hablan de matar al otro, que la pasión somos nosotros, que el jugador tiene que poner huevos porque la hinchada está alentando; esto está instalado, y no son personas distintas a voy y yo… está instalado”.

“Te voy a contar una anécdota de un partido de hace no mucho tiempo: Rafael Nadal y Novak Djokovic vinieron a jugar una exhibición a la Argentina y fueron invitados a la cancha de Boca, donde les preguntaron de que equipo eran: Nadal dijo Boca, mientras que Djokovic (serbio) dijo que le gustaba el equipo con los colores de la bandera de su país, en referencia a San Lorenzo de Almagro, además de porque es el equipo del Papa. Ya en la cancha, a Djokovic lo insultaron de arriba a abajo por eso que había dicho, y esa misma gente que lo insultaba, a los dos minutos se estaban sacando selfie con Leo Fariña en la hinchada… es un universo muy bizarro muy triste, innecesariamente triste, donde los únicos con acceso real a las canchas son los barrabrava.  Adonde vos y yo no podemos ir, ellos pueden ir y hacer sus negocios”.

Imagen de una sociedad que el fútbol refleja, donde se ha desplegado un show por una niña.. donde nadie dice cómo ha estado viviendo esa niña, y cómo vivirá.. Los medios se suman a ésto..

El tema de la desaparición de Maia está instalado de una manera tristísima en los medios solamente por una cuestión de rating, que es presunto porque el minuto a minuto te marca algo que ya pasó y ella vuelve a su vivienda precaria. Ayer en los medios no paraban de sumarle causas y antecedentes al secuestrador de Maia, dando por sentado que una persona con esos antecedentes no podría haber dejado ni un minuto viva a esta chiquita”. Cosa que no sucedió. Hay un pensamiento muy lineal, muy básico.

“Cuando las sociedades quieren cambiar una lógica, necesitan ser drásticas”

En Inglaterra el racismo no es un drama menor, mucho menos en el fútbol (ej. el caso de Cavani, por el gracias negrito). En el fútbol inglés, el único caso de un jugador gay asumido como tal terminó en suicidio, y era negro además. Entonces en Inglaterra el gracias negrito tiene una implicancia que amerita una sanción!. Se entiende lo de Cavani? sí, tuvo la intención?.. no, merece una sanción? sí. Sino estamos jugando a las normas. Es de verdad o no es de verdad.. es así.

“Son temas complejos, y también creo que hay una tendencia histérica dentro del periodismo, un pensamiento muy lineal, ni que hablar en el fútbol: pasamos de la pancartería que me tocó vivir en el diario La Nación en el que uno no podía hablar en primera persona a estar obligado a decir de que equipo sos hincha para jugar un juego de roles, y lo peor es que muchos cree que tiene que ser así, y en el medio de esto se justifican muchas barbaridades dentro del fútbol”.

Un consejo final: Empecemos por decirle a nuestros pibes que en la cancha no se puede todo, porque nos criaron con eso, “en la cancha podes gritar, podes putear, en la cancha se puede todo.. y no, es así.. NO SE PUEDE TODO

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni