Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

“Un asesor por allá..”La DAIA ante la muerte de Menem

Mientras miraba por Tevé las primeras imágenes del traslado de los restos del ex presidente Carlos Menem al Congreso de la Nación donde se le rendirían los homenajes póstumos, en un clima de recogimiento y dolor por parte de sus familiares y amigos y de los varios cientos de seguidores del difunto, que estoicamente esperaron bajo una lluvia intensa la llegada del féretro, leí con asombro un graph conteniendo una presunta declaración de la DAIA. El titular me resultaba tan distónico con lo que mostraban las imágenes que en un primer momento pensé que era una fake news cuya finalidad era dejar mal parada a la dirigencia judía. Pero pasados unos minutos recibí la declaración completa –y más adelante oí la reafirmación del presidente de la DAIA en el mismo sentido-, y mi conmoción fue aún mayor.

La declaración de la DAIA me resultó básicamente extemporánea. Casi un exabrupto que no midió ni las circunstancias en que fue lanzada ni sus posibles rebotes. Esto más allá de lo cuestionable de las acusaciones que profiere y ante las cuales –te guste o no- la Justicia ya emitió su veredicto en sus más altas instancias sobreseyendo a todos los imputados por encubrimiento. Y a menos que se lo desconozca o se lo objete – y en tanto no se coincida con la pretendida metodología de un sector del oficialismo que aspira a avanzar sobre la Justicia cuando no concuerdan con sus fallos- el camino para reconsiderar una sentencia no debería ser otro que el de la apelación en los lugares que corresponden: los tribunales. Cosa que entiendo ya están haciendo algunas querellas.

Y como las consecuencias de meter la mano en una jaula de leones es que alguno te deje manco, la respuesta violenta del otro lado no se hizo esperar, y fue el ex embajador –senador y familiar de Menem, Jorge Yoma quien lanzó una catarata de calificativos contra la representación de la comunidad judía y contra todos los judíos de la Argentina en general dignos de la ideología nazi de Tacuara y sus adláteres en los años ´60.

No menos feliz fue la declaración posterior emitida por la AMIA –que teóricamente debió haber dado su consentimiento al texto de la declaración

de la DAIA puesto que forma parte de la misma- y que no hace más que volver a poner al descubierto algo que atraviesa a la comunidad fudamentalmente a partir de ambos atentados: la profunda grieta.

La infausta declaración de la DAIA- que paradójicamente concuerda con lo manifestado por sujetos militantemente cristinistas y en algunos casos no muy afectos a los judíos ni a Israel- parece no haber tenido en cuenta que quienes quedamos involucrados en todo este maremágnum somos los inocentes integrantes de esta comunidad.

Todos. Porque en esto no valen las posiciones de quienes dicen “no sentirse representados por la dirigencia judía”; más allá de lo que “sienten”, el hecho es que ante la mirada del otro, son parte del menú como el que más.Y sino, a la historia me remito.

Verdaderamente no conozco personalmente a quienes ahora forman parte de la dirigencia comunitaria y mal podría opinar sobre ellos. Pero históricamente –y dado que nadie está exento de cometer errores- existió un foro de consulta o de asesoramiento político prestigioso cuya función tal vez principal residía en disminuir al mínimo las indeseables consecuencias de fallidas tomas de decisión de la dirigencia que podían comprometer el normal desarrollo de la vida de los judíos de la Argentina.

A la vista de todo este lamentable capítulo, presumo que –al margen de otros factores en juego- ese asesoramiento o bien carece del peso necesario o bien brilla por su ausencia.

 

 

Por Silvia Chab para radio jai

Permitida la reproducción citando la fuente.

 

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni