Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Pidieron 20 años de prisión para Telleldín por el atentado a la AMIA

Los abogados que representan a la AMIA-DAIA pidieron hoy que Carlos Telleldín sea condenado a 20 años de prisión por haber entregado la camioneta traffic que explotó el 18 de julio de 1994 en la mutual judía. Lo hicieron en sus alegatos ante el Tribunal Oral Federal 3, que juzga a Telleldín, en los que también pidieron “la inmediata detención” de Telleldín si es condenado para evitar una posible fuga.

“Telleldín proveyó el arma homicida. Está acreditada su participación criminal en el hecho terrorista”, dijo Miguel Bronfman, abogado querellante que representa a la AMIA-DAIA, que acusó a Telleldín del delito de estrago culposo agravado por las 85 personas que murieron en el atentado.

Los alegatos son la etapa final en la que las partes exponen las pruebas que se recabaron durante el juicio y piden condena o absolución para los imputados. Infobae adelantó que la querellas pedirán que Telleldín sea condenado.

La querella enumeró lo que entienden son las pruebas para condenar a Telleldín. Señalaron que el motor de la camioneta que se encontró en los escombros de la AMIA estuvo en su poder y pertenecía a una camioneta quemada. Ese motor lo puso en un chasis que nunca se pudo determinar a qué otra camioneta pertenecía. Los abogados señalaron que para esa época Telleldín -que se dedicaba a la compra venta y armado de autos robados- tenía dos o tres camionetas para disimular y hasta publicó un aviso en el diario Clarín para eso.

“No sabemos cómo Telleldín armó la camioneta pero no obsta eso a la acusación. La única razón por la cual no lo sabemos es por las mentiras reiteradas durante 26 años por parte de Telleldín”, sostuvo Gabriel Camiser, también abogado de la querella.

Los abogados señalaron asimismo que el boleto de compra-venta de la camioneta es falso, con una firma apócrifa y con un documento de identidad que no existía. También que el supuesto comprador, de nombre Ramón Martínez, era un conocido de Telleldín. Y que testigos sostuvieron que después del atentado Telleldín estaba muy nervioso y tuvo actitudes para hacer creer que la venta de la camioneta había existido. Entre ellas, le contó la venta a mucha gente y hasta fue con una persona a la casa del presunto comprador para buscarlo. “Armó toda una escenografía para demostrar que el domingo10 de julio de 1994 había vendido una camioneta. Que haya gente que si le preguntaban si Telleldín había vendido una camioneta dijeran que sí”, sostuvo Bronfman.

Para la querella esas circunstancias hicieron que Telleldín se fugara a la ciudad de Posadas, en la provincia de Misiones, y que tuviera la intención de irse del país. Los abogados señalaron que así lo dijeron distintos testigos en el juicio sobre la rapidez de la partida de Telleldín de su domicilio, en la localidad bonaerense de San Martín, y “con lo puesto”.

Los abogado señalaron que no se puede determinar que Telleldín supiese que la camioneta iba a ser usada para el atentado pero sí para un delito grave. Así, la querella pidió que Telleldín sea condena a 20 años de prisión por el delito de estrago doloso agravado, lesiones gravísimas y leves y daños. “El delito cometido por Telleldín fue cometido en el peor atentado de la historia argentina”, sostuvo Bronfman y pidió la “inmediata detención” de Telledín en caso que sea condenado para evitar una posible fuga.

El juicio comenzó en mayo del año pasado, se interrumpió en marzo por la pandemia del coronavirus y se retomó en junio por el sistema de videoconferencia que así continuará hasta su finalización. Según el cronograma de audiencias, antes de fin de año se conocerá el veredicto.

Telleldín es el único acusado y la imputación es la de haber entregado la camioneta traffic que explotó en la AMIA. Telleldín, de 59 años, se dedicaba a la compra venta de autos y fue quien entregó la traffic con la que se cometió el atentado. Para la justicia está acreditado que se usó una camioneta que tenía en su interior entre 300 y 400 kilos de explosivos. La querella dijo en el juicio que no se debate y que no está controvertido cómo ocurrió el atentado.

La causa por el atentado a la AMIA, que dejó 85 muertos y 151 heridos, comenzó con el hecho y Telleldín fue uno de los primeros acusados. Estuvo prófugo hasta que fue detenido. Estuvo 10 años en la cárcel de Devoto donde se recibió de abogado.

En 2001 se inició el juicio oral a lo que se conoció como la conexión local del atentado. Eran las personas sospechadas de haber ayudado en la realización del atentado. Los autores materiales e intelectuales son iraníes, según la investigación de la justicia.

Pero ese juicio fue declarado nulo. Se determinó que durante la investigación judicial, a cargo del juez Juan José Galeano, se cometieron distintas irregularidades que desviaron su intención de llegar a la verdad. Entre ellas que el magistrado autorizó el pago de 400 mil dólares de la entonces SIDE a Telleldín para que involucre falsamente a oficiales de la policía bonaerense en la tenencia de la traffic.

La Corte Suprema confirmó en 2009 la nulidad del juicio excepto a la acusación a Telleldín por la entrega de la camioneta y ordenó que se haga un nuevo juicio. Se inició 10 años después.

La mayor parte de la prueba que se exhibió en el segundo juicio fue el testimonio de quienes declararon en el primero.

Tras el alegato de AMIA-DAIA, el miércoles de la semana que viene será el turno de la querella de los familiares de las víctimas, a cargo del abogado Horacio Etcheverry. El miércoles 18 está previsto el alegato de los fiscales Roberto Salum, Santiago Roldán y Santiago Eyherabide y la última semana de noviembre el de la defensa de Telleldín, a cargo de las defensoras oficiales Verónica Blanco y Verónica Carzoglio. Por último, el veredicto de los jueces del Tribunal Oral Federal 3, Andrés Basso, Javier Ríos y Fernando Canero.

Telledín ya tiene una condena. Es de tres años y medio de prisión por el cobro de los 400 mil dólares para acusar falsamente a los policías bonaerenses. Esa condena fue tenida en cuenta por la querella para pedir los 20 años de prisión. Fue en el juicio que se realizó por las irregularidades en la investigación. Allí fueron condenados el juez Galeano -antes había sido destituido-, los fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia, y el ex titular de la SIDE Hugo Anzorreguy, entre otros. El ex presidente Carlos Menem fue absuelto.

Por DF/RJ
Con información de Infobae.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni