-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

¿Y quién como Tu pueblo Israel, Nación única en la tierra?

Muchos se han preguntado sobre la Eternidad del pueblo de Israel. Difícil o tal vez imposible será encontrar una estricta respuesta racional a este interrogante.

Como nos describe la Torah, siempre hemos sido uno de los pueblos más pequeños de la tierra y no es necesario recordar todos los esfuerzos ideológicos y muchas veces criminales realizados por grandes poderes para que desapareciéramos. No sólo no les dimos el gusto, sino que aquí estamos y seguimos siendo en muchos aspectos luz para las Naciones.

No voy a ahondar en la abultada cantidad de premios Nobel Judíos en relación a nuestra demografía del 0.0 y nada de la población mundial, no voy a recordar que Moisés, Jesús, Marx, Freud, Einstein y cientos de los más destacados pensadores de la historia de la humanidad provienen de este tronco que ha alimentado los más diversos movimientos y pensamientos. No es necesario exaltar los logros de ese minúsculo y renovado Estado Judío en el Medio Oriente, que contra todas las posibilidades se ha transformado en una potencia mundial en múltiples disciplinas.

Dos judíos, tres opiniones, o tal vez muchas más. Rebeldía y anarquía constante. Nunca rebaño. Jutzpá, individualismo, inconformismo son parte del ADN de una nación que no se conforma con lo que hay, sino que siempre busca más y resolver los desafíos de su tiempo.

En estos tiempos de pandemia, cuando la mayoría se siente agobiado por el encierro y lo incierto, la reacción de nuestra gente ha sido abrumadora. De manera inmediata surgieron cientos de encuentros por zoom diarios, cursos de todo tipo y color, conciertos y tefilot. Cada uno recreando sus círculos de comunicación e influencia a través de la tecnología. Cada uno seguro que su mensaje es imprescindible y necesario para la continuidad de nuestro pueblo. Todavía no hay estudios sobre este fenómeno, pero me atrevo a asegurar que esta explosión de propuestas supera ampliamente lo ocurrido en otros grupos humanos.

Ha pasado Tishá Veab, el día de duelo Nacional por las destrucciones y calamidades que hemos sufrido. Su mensaje es potente. Reconstruir requiere de generosidad y amor interno. Sabernos únicos pero siempre parte de un todo superior, que nos incluye a todos y no permite supremacías ni jerarquías impuestas desde el poder de unos sobre otros.

El Shabat que ingresa es denominado Shabat Najamú, el Shabat del consuelo, y su mensaje de reconstrucción. Leeremos Parashat Baetjanán donde nuevamente nos pondremos de pie al recibir la ordenanza de los Diez Mandamientos, ese primer código ético que debe regir nuestro mundo.

En Yidish se acuñó la frase “Zi`z Shver tzu zain a Yid, Es difícil ser judío”, un poco por la agresión externa y un poco por la anarquía interna. Otros preferimos decir “Zi`z Shein tzu zain a yid, es lindo ser judío”. Un poco por los aportes constantes a la humanidad y un poco por la creatividad permanente.

Cuánta admirable energía y vitalidad. Cuanta madre judía (y padre) que le legó a su hijo que el mundo depende de su aporte. Que el bajar los brazos no es una alternativa.  

Si algo hemos aprendido en nuestra historia milenaria es que lo que no te mata te fortalece. Vivimos tiempos nuevos y como siempre nuestro pueblo está a la vanguardia de un futuro que será el resultado de nuestra capacidad de adaptación y creatividad.

Lejaim, Por la vida!!

 

Miguel Steuermann

Director General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni