-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea -

Parashat Devarim, 9 de Av

“Por Kamza y Bar Kamza fue destruida Jerusalem”. Así dice el famoso Midrash acerca de la destrucción del Segundo Templo en Jerusalem en el Siglo I, de acuerdo al Talmud Babilónico (Gittin 55B). El odio gratuito (“sinat jinam”) entre dos personas, la indiferencia de otros y las malas intenciones de terceros llevó a una guerra fraterna que eventualmente terminó con la destrucción del Templo, tragedia que rememoramos en Tishá Be-Av.

Hoy día, lamentablemente, el odio gratuito entre hermanos en Israel ha crecido a niveles insospechados. El día 19 de julio, el Rabino Dubi Haiyun, rabino masorti que vive en Haifa, Israel, fue detenido de madrugada en su hogar por la policía, para interrogarlo por una denuncia del rabinato ortodoxo de la ciudad, por realizar (¡de acuerdo a la Halaja!) bodas entre judíos en Israel. El día 18 de julio la Knesset pasó una ley que aumenta los derechos de la población judía al mismo tiempo que disminuye la de la población no judía del país. El último año hemos visto cómo el gobierno Israelí apoyado por los partidos ultraortodoxos, desconoce los acuerdos para fortalecer un espacio pluralista de rezo en el Kotel. La historia de las “listas negras” ya es bien conocida.

Al mismo tiempo, en América Latina, los rabinos y dirigentes de la ortodoxia, permanentemente denigran a las comunidades Masorti y Reformistas y a sus rabinos, y desconocen las jupot y guiurim realizados por ellos, desautorizándolos frente a la gente.

En vísperas de Shabat Kodesh y de Tisha Be-Av, insto a la comunidad toda a reflexionar, revisar las actitudes de separación, y cumplir con el mandato bíblico “amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

No olvidemos que lo único que repara el odio gratuito es el amor gratuito.

¡Shabat Shalom!
Rabino Ariel Stofenmacher
Director General
Seminario Rabínico Latinoamericano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni