-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

Israel podría enfrentar una segunda ola de coronavirus antes de lo esperado

Las estrictas politícas de pruebas masivas y los retrasos logísticos pueden conducir a una segunda ola de infección por coronavirus en Israel antes de lo que la mayoría de la gente espera, dijeron altos funcionarios de salud.

Los israelíes deben ser cautelosos, dijo Cyrille Cohen, directora del laboratorio de inmunoterapia de la Universidad de Bar-Ilan, ya que la cantidad de niños y personal educativo que ingresó al aislamiento llegó a las decenas el jueves.

“Es difícil decir si estamos viendo el comienzo de una segunda ola” del nuevo coronavirus , dijo, “pero debemos ser cautelosos”. Los números son muy bajos, pero los números eran muy bajos cuando comenzamos esta pandemia “.

Hasta el jueves, al cierre de esta edición, había 2.680 casos activos de coronavirus, incluidas 36 personas con ventiladores. Unas 279 personas han muerto.

Cohen advirtió que si Israel comienza a ver un aumento en las tasas de infección en “escuela después de la escuela, será una segunda ola”. Las personas pueden comportarse como si todo estuviera bien, pero eso no significa que COVID-19 haya desaparecido. No debemos alarmarnos, pero debemos estar alertas ”.

Cohen hizo sus comentarios el mismo día en que un número particularmente alto de estudiantes y maestros en todo el país se aisló después de que una serie de docentes y personal de educación fueron diagnosticados con el nuevo coronavirus.

En la ciudad haredi (ultraortodoxa) de Bnei Brak, se pidió a un número no identificado de niños y personal que pusieran en cuarentena en el hogar después de que un ayudante de maestro en una escuela de educación especial fuera diagnosticado con SARS-CoV-2. Además, se cerraron dos centros preescolares en Rishon Lezion después de que un maestro asistente que trabajaba en ellos fuera encontrado enfermo, lo que puso a más de 20 niños en cuarentena domiciliaria.

El sitio de noticias N12 también informó sobre una instalación adicional en Ramle.

Al principio, se pidió a unos 50 niños de una guardería en el norte de Tel Aviv que se aislaran después de que un miembro del personal dio positivo. Sin embargo, varias horas después, el Ministerio de Salud informó que el empleado recibió un falso positivo y que los niños pudieron reanudar sus rutinas normales.

Al mismo tiempo, 30 personas, 27 residentes y tres empleados, de una instalación de rehabilitación en Rehovot fueron aisladas después de que se descubrió que un miembro del personal tenía el virus.

La semana pasada, un maestro en una escuela en Rehovot que había estado en contacto con 52 estudiantes y muchos miembros del personal dieron positivo por el virus. La escuela cerró hasta el 27 de mayo. El jueves, el Ministerio de Salud informó que había realizado pruebas generalizadas en la institución. Hasta ahora, ocho personas han dado positivo: tres maestros, dos estudiantes y algunos de sus familiares.

La profesora Sigal Sadetsky, directora de Servicios de Salud Pública, dijo que el Ministerio de Salud estaba consciente cuando acordó abrir las escuelas por completo el domingo que el país podría ver un aumento en la infección, y que su equipo está “monitoreando el estado de la infección entre los estudiantes y personal.”

Las clases de primero a tercer grado se abrieron hace tres semanas y las guarderías y jardines de infancia el 10 de mayo.

Pero el ex director general del Ministerio de Salud, Prof. Gabi Barbash, dijo que Israel “puede haber actuado demasiado apresuradamente al abrir el sistema total”. Dijo que aunque “lo sabremos solo en unos pocos días, dado que el período de incubación del nuevo coronavirus es entre cinco y 14 días, cree que el sistema escolar probablemente tendrá que volver a un sistema basado en cápsulas”.

“Era esencial abrir escuelas”, dijo el CEO de Hadassah, Zeev Rotstein, explicando que los niños necesitan un marco, es deber del país enseñarles y los padres tienen que volver a trabajar. Pero dijo que si no se monitorea, las escuelas están listas para “súper propagadores”, individuos que transmiten la enfermedad a muchas personas a la vez.

“Un profesor frente a una clase que entra en contacto con otros adultos y alumnos, y si no se está tomando un cuidado específico, puede desarrollarse”, explicó Rotstein. “El maestro infectará a muchos niños que, a su vez, infectarán a sus propias familias, y así sucesivamente”.

Él equiparó la situación que el Ministerio de Salud ha creado en las escuelas con una situación similar que estalló en las instalaciones para personas mayores durante el apogeo de la pandemia. Alrededor de un tercio de todas las muertes por coronavirus en Israel eran residentes de estas instalaciones, lo que podría haberse evitado, dijo, pero los súper propagadores no fueron probados antes de entrar en contacto con las personas mayores que cuidaban.

“En los hogares de ancianos, no eran los inquilinos, sino los que entraban y salían para tratarlos y alimentarlos”, dijo.

Hay dos formas de detener la propagación del coronavirus y la primera es la detección. Recomendó evaluar rutinariamente a los maestros y al personal de la escuela para detectar coronavirus, incluso con la frecuencia de una vez por semana. El otro, dijo, es mantener una buena higiene y requerir que los estudiantes se mantengan a dos metros de distancia.

El país ha reducido la cantidad de personas evaluadas por día en un 40% a 67% de lo que estaba probando hace solo unas semanas. El 18 de mayo evaluó a 4,347 personas, 7,602 el 19 y 6,938 el 20 y 5,969 el 21. En su apogeo, Israel examinó a unas 13,000 personas por día.

Además, el director general del Ministerio de Salud, Moshe Bar Siman Tov, promocionó un nuevo programa de pruebas serológicas que se suponía que se implementaría a más tardar esta semana en una entrevista con The New York Times . Sin embargo, se reveló a principios de esta semana que esas pruebas no han comenzado.

Las pruebas serológicas muestran que las personas han tenido una respuesta inmune a la infección.

Ran Sa’ar, CEO de Maccabi Healthcare Services, dijo al periódico israelí Jerusalem Post que las pruebas se retrasaron debido a la “logística”, lo cual fue posteriormente confirmado por un funcionario cercano al Ministerio de Salud.

“Hay varios problemas metodológicos que no se han resuelto”, dijo el funcionario. “Hay muchas cuestiones sobre las que discuten”.

Cohen explicó que sin pruebas serológicas, Israel no tiene datos sobre qué cantidad de la población es inmune.

“Si vamos a tener más pruebas serológicas, podremos decir: ‘Veo un aumento en los casos, pero por otro lado, sé que tenemos un 20% o 30% de la población ya inmune al virus, así que Estoy menos alarmado porque estamos empezando a ver cierta inmunidad de rebaño “.

Rotstein dijo que el Ministerio de Salud ha sido “tacaño” en la detección desde el comienzo de la pandemia y que incluso después de que todo el país se vio obligado a cerrar y más de un millón de personas fueron conducidas al desempleo, el ministerio apenas ha cambiado su metodología de prueba. Actualmente, el ministerio evaluará solo a aquellas personas que tienen síntomas de coronavirus o que ya están en cuarentena, en lugar de ejecutar un programa de pruebas al azar y generalizado para detectar casos asintomáticos.

La investigación muestra que alrededor del 80% de los pacientes con coronavirus tienen pocos o ningún síntoma de la enfermedad y, por lo tanto, son los más propensos a propagarla.

Si la situación de prueba no se corrige, el impacto en la economía podría ser aún más severo que la primera vez, dijo Cohen.

Cada semana, el sistema educativo permanece cerrado y le cuesta a la economía alrededor de $ 739 millones, informó el Banco de Israel.

Los barrios de dos ciudades, Rehovot y Ramle, han sido designados “zonas rojas” de alta infección por el Ministerio de Salud esta semana. Se informó por primera vez que Rosh Ha’ayin también era una zona roja, pero el ministerio luego se retractó de la declaración y advirtió que “se han diagnosticado casos de morbilidad en la ciudad durante la semana pasada y, por lo tanto, las normas de higiene, incluido el uso de máscaras y mantener la distancia, debe respetarse estrictamente. Cualquier persona que no se sienta bien debe consultar a un médico en su fondo de salud “.

En Rehovot, ha habido un aumento del 3,1% en la infección en los últimos tres días, informó el jueves el Ministerio de Salud. Ha habido un pico de 5.9% en Ramle y un pico de 3.1% en Rishon Lezion. Haifa también experimentó un aumento de casos: 1,2%. En contraste, las ciudades que anteriormente tenían las tasas de infección más altas (Jerusalén y Bnei Brak) tuvieron un aumento de 0.2% y 0.1% en la infección en los últimos tres días.

A pesar de estos picos, el ministro de Salud, Yuli Edelstein, aprobó el jueves reuniones de hasta 50 personas en lugares cerrados. Ya se permitía a 50 personas reunirse en espacios abiertos.

Cohen dijo que esta es la “generación instantánea” y que la gente quiere terminar con COVID-19 tan rápido como comenzó. Pero dijo que con las pandemias “puede llevar semanas, meses e incluso años.

“No me sorprendería si el próximo año todavía estamos hablando de COVID-19 “, dijo. “Esto no va a desaparecer”.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Mostrar más
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni