Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Raúl Voskoboinik, “el memorioso”

No se trata de un personaje Borgiano aunque nadie podría negarle el derecho de ser el protagonista de una excelente historia, y de hecho lo es, la diferencia estriba en que Raúl Voskoboinik es un hurgador, un buscador incansable de quienes muchas veces se perdieron en nuestra memoria colectiva sin merecerlo, es un “deconstructor” de la vertiginosidad actual, un guardián del legado.

Quizás sea su ADN judío el que lo intima a preocuparse porque no se pierdan las buenas acciones en el decurso azaroso del presente y ese empecinamiento porque nadie se olvide de quienes nos precedieron y nos brindaron mucho de lo que hoy tenemos.

No somos pocos quienes seguimos el grupo de facebook que administra: “Personalidades judías de todos los tiempos”, un grupo público que supera a los cinco mil miembros y donde se puede encontrar desde “cómo llegó a Israel el único manuscrito del texto original del Hatikva” hasta la historia de Denis Golberg, activista contra el apartheid en Sudáfrica y quien fuera condenado y encarcelado junto a Nelson Mandela, sin dejar de lado a personas que se destacan en el cine actual como la actriz Shira Haas, protagonista del film “Poco ortodoxa”, por ejemplo.

Es más que un gusto integrar el grupo y acceder a las fotos históricas de los pioneros del Estado de Israel o inclusive aprovechar la recomendación de una película o de un libro porque lo que creó Voskoboinik es un caleidoscopio maravilloso y útil.

Hoy Raúl Voskoboinik compartió con Radio Jai el Coffee Break y volvió a insistir sobre su objetivo de “conocer y revalorizar la historia de grandes personas pertenecientes a la comunidad judía de distintas  partes del mundo a través de los siglos y que hicieron un aporte grande a la humanidad ya sea en las ciencias, en las artes, en la política, en la academia” (…) insiste sobre su objetivo de recordar a quienes están olvidados, a veces muy paradójicamente, se sorprende de que haya “cientos y cientos de personas judías de la historia que nosotros ni siquiera conocemos sus nombres” y se refiere especialmente a los ciento noventa personas de nuestra comunidad  que ganaron el premio nobel y dice que “si preguntara a cualquier judío, actualmente, que me nombre a cinco de ellos, no sabrían los nombres y la idea es recordarlos, darles un espacio, ser conscientes de que hubo grandes personalidades en nuestro pueblo, que el aporte del pueblo judío a la humanidad fue y es inmenso”-dice.

Nos cuenta asimismo que se están planeando una serie de encuentros virtuales valiéndose de la plataforma Zoom para recrear momentos históricos y contar historias “desde el lugar físico donde ocurrieron, ya sea desde Israel, o desde Europa o desde México y anuncia que la primera charla va a ser mañana viernes 8 de mayo a las 17 hs, que la información se puede encontrar en el grupo de facebook  “Personalidades judías de todos los tiempos”, allí está el link de zoom, el ID y la clave para poder entrar y se referirá a “ Los tesoros de los gauchos judíos” con un leit motiv a la altura de las circunstancias que dice: “revalorizando la epopeya de nuestros ancestros”, es decir, la colonización judía en Argentina y una visita virtual  a la ciudad de Villa Domínguez, en la provincia de Entre Ríos donde está el museo de la colonización judía cuyo director es Osvaldo Quiroga, que si bien no es de la comunidad, es un conocedor riguroso de la historia judía y de los colonos. Él va a mostrar el edificio y va a contar la historia de las distintas personalidades que vivieron allí, por ejemplo el ingeniero Miguel Sajaroff , el Dr. Noé Yarcho y tantos otros, cómo fue la epopeya desde que los colonos salieron de sus Shetls, en Polonia o en Rusia, se trasladaron al puerto y viajaron tres meses en un barco, en condiciones sumamente difíciles, de cómo llegaron al puerto de Buenos Aires para luego trasladarse a Entre Ríos y fueron a Villa Domínguez donde se les asignaron parcelas…” pero al llegar a la parcela, como su nombre lo dice, lo único que había era un pedazo de tierra. No había ni una casa, no había nada y ellos tuvieron que empezar de cero allí, sin saber el idioma, sin tener un peso, sin saber nada de agricultura y lo lograron, se establecieron. Fueron muy difíciles los primeros tiempos, vivieron en carpa, vivieron en galpones, murió mucha gente por enfermedades; pero lograron salir adelante, progresar y muchos de los que ahora somos miembros de la comunidad, descendemos de ellos o tenemos ancestros que fueron colonos y aún así, desconocemos esta historia (…) es un servicio a la comunidad y una forma de revalorizar la historia de nuestros ancestros”- agrega.

Celebramos  y disfrutamos del grupo “Personalidades judías de todos los tiempos” y más aún, esta nueva iniciativa de encontrarnos virtualmente para redescubrir y reflexionar sobre los acontecimientos que nos involucran como comunidad en la Historia.

Sin embargo y valga como expiación a nuestro desconocimiento histórico, esta cronista se permite recordar  aquella anécdota inolvidable de cuando Ben Gurión viajó a los E.E.U.U. para reunirse con el presidente  Dwight Eisenhower y con su secretario John Foster Dulles quien lo cuestionó  diciéndole : “Dígame, señor Primer Ministro, ¿quién es usted y qué es su Estado, a quién se supone que representa… ¿a los judíos de Polonia, a los de Yemen, o quizás a los de Rumania, o Marruecos, Irak, Rusia o Brasil…?

Después de 2000 años de exilio, ¿puede usted hablar honestamente de una nación, de una cultura? ¿Puedes hablar un patrimonio único o tal vez de una tradición judía?”
Y Ben-Gurión le respondió sin inmutarse: “Señor Secretario de Estado, hace unos 300 años atrás, el Mayflower partió de Inglaterra con los primeros colonos que se asentaron en lo que luego se convertiría en la más grande superpotencia democrática, conocida hoy como los Estados Unidos de América. Ahora bien, me puede hacer un favor, salga a la calle y pregúntele a 10 niños estadounidenses lo siguiente: a) ¿Cuál era el nombre del capitán del Mayflower?, b) ¿Cuánto tiempo duró el viaje?, c) ¿Qué comían los pasajeros? y d) ¿Cuáles eran las condiciones de navegación durante el viaje? Estará de acuerdo conmigo señor Dulles que no logrará una respuesta correcta de ninguno de los encuestados.

El caso es que yo no me refiero a sólo 300 años atrás sino hace más de 3.000 años, ocurrió que los judíos salieron de Egipto. Le ruego, señor secretario, cuando usted viaje alrededor del mundo haga el favor de preguntarle a 10 niños judíos las siguientes preguntas: a) ¿Cuál era el nombre del líder que promovió la salida de los judíos de Egipto?, b) ¿Cuánto tiempo duró su viaje antes de llegar a la Tierra de Israel?, c) ¿Qué comieron durante su estancia en el desierto? y d) ¿Qué pasó cuando llegaron al mar Rojo? Una vez que obtenga las respuestas a estas preguntas, le pido que reconsidere cuidadosamente la pregunta que usted me acaba de realizar”.

Pero como bien se dice por ahí que “el saber no ocupa lugar” y la invitación de Voskoboinik es irrenunciable.

 

Por Gabriela Fernández Rosman para radio Jai.

 

 

 

 

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni