Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

“No hay un plan estratégico comunitario para solucionar la crisis económica”

Sergio Brukman, presidente de Fundación Judaica, la cual nuclea instituciones, templos y escuelas judías, brindó un panorama de cómo se encuentran las diferentes organizaciones en medio de la crisis económica generada por el coronavirus y la cuarentena obligatoria.

La Fundación se encuentra claramente preocupada por la realidad que está viviendo cada institución. Si bien a nivel actividades, las herramientas de tecnología han permitido que los participantes de estas se mantengan activos, con maestros que han aprendido “de un día para el otro” a brindar clases sin demasiada preparación tecnológica, la sustentabilidad está en seria crisis y se empieza a sentir fuertemente.

“Del presupuesto escolar, el 80 por ciento, es básicamente pago de costos salariales, y lo que entendimos que tenemos que hacer como escuela comunitaria, aplicando los valores de nuestra tradición, es primero ayudar a los que realmente no pueden”, explicó Brukman.

Por lo pronto, los directivos se reúnen para escuchar propuestas, con el objetivo de sostener entre todos las instituciones que nuestros bisabuelos construyeron y que hoy están en graves peligros.

En cuanto a datos duros, ya existe entre un 40 y un 50 por ciento, que en este primer mes de cuarentena no puede pagar el colegio, y aún resta ver cómo seguirá esto porque la solución no será veloz y “con el correr de los meses se va a deteriorar más”, advierte el Presidente de Judaica.

En estos momentos es donde mayor ayuda y organización se necesita, Brukman analiza que las instituciones centrales de la comunidad no están actuando con la preocupación y en el riesgo existente, que es preocupante que no haya ninguna acción conjunta para enfrentar esta crisis. “No hay liderazgo”, dice Brukman y agrega que las entidades centrales no trabajan en conjunto, en comunidad.

Reconociendo que los donantes también están golpeados, Brukman se lamenta de que no haya un comité de crisis que esté trabajando, así como recuerda que se creo en el año 2001, cuando la crisis argentina hizo estragos, pero que la rápida reacción permitió que no fuera catastrófica para las instituciones judías.

Por el momento, hubo algunas reuniones en DAIA quienes citaron a las escuelas y templos, pero a fin de presentar algunas solicitudes a nivel gubernamental ya que, las escuelas por ejemplo, al no ser Pymes, no están incluidas en las medidas de ayuda del gobierno para créditos y subsidios. Sin embargo, Brukman insiste en que no hay un plan estratégico para que, entre todos, pensemos cómo solucionar esta grave situación.

“Ya es tiempo de que empecemos a mirar un poquito más allá del panorama a corto plazo, que será duro”, analiza y critica que “no se está teniendo conciencia del daño que podemos llegar a tener”.

En 2001 Israel brindó su ayuda, pero en esta oportunidad, mas allá de alguna intención, Brukman reclama que primero tenemos que mostrar la ayuda entre nosotros. “La comunidad judía tiene sus propios donantes, su estructura, no es una comunidad de la que deberíamos mirar hacia afuera y pedir siempre afuera y no para adentro. Entendemos la sensibilidad de Israel, pero tenemos que mostrar coherencia y trabajo en conjunto, sino nadie va a confiar en nosotros para ayudarnos”.

 

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni