Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

La matzá hecha en una casa de familia

El 8 de Abril por la noche comenzará en el mundo judío la fiesta de Pesaj, para muchos, la más linda y significativa de todas. Lo que más caracteriza esta fiesta es la prohibición de comer pan y derivados y por supuesto el precepto de comer matzot (plural de matzá).

La matzá es el pan plano tradicional que los judíos comeremos durante la semana de Pesaj, y el video muestra cómo en la casa de la familia Chapel, se reunió en vísperas del año pasado a todos los hermanos, tíos y primos de Shmuel para fabricarlas como lo dicta la ley. Una ley muy estricta.
Si el proceso dura más de 18 minutos, todo lo que se produjo se anula y debe ser desechado,  y por eso se necesita de colaboración y coordinación optimal entre todos, como una carrera de relevos.

El lejem oni, el “pan pobre” como es llamada la matzá en la Torá, es nombrada en varias ocasiones, 54 para ser exactos

Hay dos tipos de matzá, la hecha a mano, redonda, y la hecha con máquinas, que tienen formas cuadradas.
En los últimos años se consigue en los comercios matzá bañada en chocolate, matzá dulce, hecha con diferente tipos de harina, en diferentes tamaños y las que están supervisadas que cuestan muchísimo dinero.

Dos son las razones por las que comemos matzá en Pesaj. El pan ácimo era la comida que los egipcios servían a sus esclavos para saciar su hambre, era un alimento barato que les hacía sentir llenos.
La segunda razón se debe a que los hijos de Israel habían salido con apuro de Egipto y no podían esperar que el pan leudara. Así nos enseña Raban Gamliel cuando nos indica recordar la ofrenda de Pesaj, el pan ácimo y la hierba amarga, citándonos: “De la masa que habían sacado de Egipto cocieron tortas ácimas, porque no había fermentado todavía”. (Exodo 12:39).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni