-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea -

Comunidad judía de Shanghai colabora para combatir el Coronavirus

Dirigida por el rabino Shalom Greenberg, director del Centro Judío de Shanghai, la comunidad judía de la ciudad ha donado más de 20.000 máscaras faciales y desinfectantes de manos para residentes de la tercera edad, niños y médicos.

Debido a la epidemia de coronavirus, estos artículos, especialmente las máscaras, están escasos.

Greenberg a menudo tiene que usar una máscara en el centro en Distrito Centro de Changning Hongqiao. Pero cada vez que él y otros residentes judíos logran comprar o colectar máscaras, los donan a la ciudad.

“Cuando los refugiados judíos vinieron aquí durante la Segunda Guerra Mundial, fueron bien recibidos y ayudados por la población local”, dijo Greenberg. “Así que este es un momento para que la comunidad judía pague la deuda con la ciudad”.

A principios de febrero, Greenberg donó 10.000 mascarillas para residentes mayores que viven cerca del Museo de los Refugiados Judíos de Shanghai en el distrito de Hongkou.


Una semana después, junto con voluntarios de la comunidad judía local, donaron 5.000 máscaras para niños y otras 1.000 para adultos a la unidad de cuidados intensivos neonatales del Hospital de Niños de la Universidad de Fudan.

El 9 de marzo, al ver el anuncio de un evento de donación en SHINE, la plataforma de medios del Shanghai Daily, Greenberg y otros residentes judíos entregaron más de 3.000 máscaras faciales para niños y 56 desinfectantes de manos al Hospital Noveno del Pueblo de Shanghai.

Como parte de las Tiandi Transit Stations for Donations, cofundadas por la Fundación para el Desarrollo de la Educación Médica de la Universidad Jiao Tong de Shanghai, Shanghai Daily y Shui On Land, los paquetes antiepidémicos fueron entregados a familiares de trabajadores médicos que trabajan en Wuhan, región afectada en China.

“Creo que estos médicos merecen todo nuestro apoyo y ayuda, porque lo que están haciendo es muy heroico”, dijo Greenberg.

Una gran cantidad de residentes judíos de Shanghai han estado contribuyendo a la campaña de donación. La mayoría dona dinero, mientras que otros dan máscaras y desinfectantes para manos. Algunos ayudan a distribuir el equipo a la comunidad local, dijo.

Hay varios miles de judíos que viven en Shanghai. La mayoría de ellos son de Israel, Estados Unidos y Francia, así como de otras partes del mundo.

Greenberg, de 48 años, llegó a la ciudad con su esposa en 1998 para fundar y servir como director del centro de la comunidad judía para ayudar principalmente a expatriados judíos, hombres de negocios y grupos de turistas.

Los expatriados judíos y sus hijos pueden celebrar fiestas, aprender hebreo, comer comida judía y satisfacer otras necesidades en el centro. Hay más de 13 centros de este tipo en China y tres en Shanghai. Los otros dos están en el área nueva de Pudong y el distrito de Jing’an.

Respuesta rápida

Greenberg dijo que cada vez más grupos de turistas judíos vienen a la ciudad principalmente para aprender sobre Shanghai y el pueblo judío durante la Segunda Guerra Mundial.

Shanghai tuvo la mayor cantidad de refugiados judíos que se salvaron en una ciudad, dijo. Durante la guerra, unos 23.000 judíos que huyeron de la Europa ocupada por los nazis encontraron refugio en la ciudad. La mayoría vivía en el área de Tilanqiao del Bund del Norte en el distrito norte de Hongkou y estableció una profunda amistad con los residentes locales.

Greenberg dijo que el pueblo judío tiene la filosofía de que debe ayudar a la ciudad en la que vive para que prospere y tenga éxito, especialmente en tiempos de desastre.

Entonces, desde el brote de coronavirus, la comunidad judía de la ciudad ha estado considerando que podrían hacer para ayudar a las personas, dijo.

Greenberg decidió lanzar el programa de donaciones después de presenciar una larga fila de personas afuera de una farmacia esperando comprar la cantidad limitada de máscaras.

“Me pregunté qué le pasaba a los ancianos y los discapacitados que no pueden estar parados mucho tiempo en el frío”, dijo.

La comunidad respondió rápidamente y pronto lograron recolectar un primer lote de máscaras.

Acompañado por Chen Jian, curador del Museo de los Refugiados Judíos de Shanghai, Greenberg y otros residentes judíos les regalaron las máscaras a las personas mayores que viven en los barrios donde vivieron las decenas de miles de refugiados judíos durante la guerra.

Chen dijo que estas máscaras llegaron justo a tiempo para los ancianos en los barrios antiguos. Muchos de ellos vivían solos y les resultaba difícil comprar máscaras.

“La mayoría de los residentes trataron de decir ‘gracias’ en inglés y me dieron la mano muy cálidamente a pesar de que usábamos guantes. Algunos incluso trataron de pagarnos”, recordó Greenberg.

Fue una experiencia muy conmovedora”, agregó. “Si todos intentamos ayudarnos unos a otros, esta lucha con el virus desaparecerá mucho más rápido, y todos nos beneficiaremos y podremos volver a una vida normal”.

Traducción de Alicia Weiss para Radio Jai

Fuente: wexin.qq.com

Permitida la reproducción citando las fuentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni