Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Bibi Melej Israel

Bibi Netanyahu ya tenía ganado un lugar privilegiado en la historia moderna de Israel. Su nueva performance electoral de ayer sólo sigue sumando hitos.

Con una década como Primer Ministro y el desgaste de imagen que ello implica, en un país como decía Golda Meir de Primeros Ministros, no pocos escándalos, denuncias de corrupción, la prensa y los intelectuales en contra, su éxito electoral es superlativo.

Este verdadero animal político puede sentirse seguro heredero del guerrero, exaltado y evocado Rey David.

Netanyahu, un guerrero incansable que disfruta de la lucha, y parecería que la adversidad sólo lo motiva a buscar nuevos recursos. Tal vez eso fue lo que aprendió en el comando Matkal del ejército de defensa de Israel. Nunca te des por vencido, ni aún vencido.

Seguirlo durante la jornada electoral desde el amanecer hasta el cierre de las urnas poniéndose la campaña sobre sus hombros, trabajando en Facebook Live, por teléfono, recorriendo lugares para convencer a sus votantes de concurrir a las urnas, una experiencia y enseñanza de manual para todos los políticos del planeta. Pasada las 01hs festejando con sus seguidores en Tel Aviv y seguro que luego de un par de horas de algo de sueño, nuevamente comandando su batallón y el país.

Netanyahu entendió como funciona la comunicación moderna y el sumar uno a uno. Se arremangó, bajó del sillón del primer ministro, el estadista, el negociador y los banquetes, para aprovechar cada instante, en el auto, en Majané Yehuda, en una estación de servicio o donde fuera para encontrarse con sus seguidores y con los que necesitan sacarse una foto junto a él o  sentir a su ídolo cerca a través de la línea telefónica.

Un estratega en la capacidad de aprovechar cada oportunidad en el contexto internacional para posicionar a Israel y de paso a su figura.

Logró contra todo pronóstico que pese a ser las terceras elecciones en un año, el desgaste y la apatía aparente de los ciudadanos, la concurrencia a las urnas fuera la mayor desde 1999.

El recuento final de los votos por las características de la votación israelí donde la tecnología queda para otras cosas, llevará horas. No se sabe si finalmente le alcanzará para contar con las bancas suficientes que le permitan conformar la coalición mínima de 61 miembros del parlamento para armar gobierno.

En Israel bajo este sistema parlamentario tan atomizado todo es posible; podría haber ganado por un margen impensable y no lograr consolidar gobierno. Ya le pasó a Tzipi Livni con Kadima justamente contra Netanyahu y el Likud.

Termine de pasar lo que tenga que pasar, y apostando al arte y capacidad de “seducción” y negociación de Netanyahu, lo que no está en duda es el contundente resultado electoral que deja casi knock out a sus contendientes.

Los ciudadanos de Israel en su primera minoría confirmaron su confianza en los logros del liderazgo de esta década que ha puesto a Israel entre las grandes potencias, con todos los increíbles sucesos que día a día compartimos en nuestro multimedia.

En este ciclo de la historia y por lo menos por los próximos años parece que Netanyahu seguirá compartiendo la escena política y este tipo de liderazgos basados en las figuras carismáticas e incluso déspotas y cuestionadas como sus amigos Trump, Putin, Merkel, Erdogan y otros muchos. Tal vez como todo ciclo, en algún momento, veamos su fin y el inicio de otros modelos.

Por el momento, la Izquierda israelí, los intelectuales y muchos de los periodistas, no tendrán otra que a regañadientes reconocer que “Bibi Netanyahu, Melej Israel, Jai Bekayam”, (Bibi Netanyahu el Rey de Israel vive y perdura).

Miguel Steuermann

Director General

Netanyahu: Danos un rey como a todos los goym

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni