-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

“Solo el 1% de todos los fallecidos pueden ser donantes”

Victoria Marquevich es médica del staff de terapia intensiva del Hospital Austral y coordinadora del área de neurointensivismo y en el día internacional del trasplante de órganos, comentó acerca de su labor en el área.

Dentro del hospital, Victoria y su equipo, intenta evaluar a los pacientes que podrían ser candidatos para donar órganos, y se comunica con la entidad provincial INCUCAI (Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante) y junto a ellos determinan si finalmente un cuerpo está en condiciones o no de poder donar.

A diferencia de la creencia popular, la experta aseguró que solo el 1% de todos los fallecidos pueden ser donantes, y remarcó la importancia de la concientización de las donaciones. La cifra es tan baja a causa de que pueden donar órganos de un fallecido si hubo una muerte encefálica. La muerte encefálica, se define como el cese, completo e irreversible de la actividad cerebral.

Los órganos, una vez fallecido el donante y en el lapso hasta que llega al donatario, puede desgastarse o lastimarse. Debido a eso es fundamental reconocer tempranamente a los donadores potenciales y una vez que se dicte el pronostico de muerte intentar cuidar los órganos para que lleguen en buenas condiciones.

“No hay limites de tiempos para ser donantes, uno siempre tiene que evaluar, porque uno no solo puede donar órganos sino tejidos”, informó la especialista, aunque también comentó que, mientras más joven es el paciente, en mejor condiciones, en la mayoría de los casos, están los órganos

Desde el plano médico, la especialista aportó que no existe manera de saber si uno podría ser donante, debido a que depende plenamente de la muerte y remarco la importancia de la ley Justina afirmando que “es muy difícil saber si vamos a poder ser donantes en un futuro por eso, es muy importante que digamos, yo soy donante”.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni