Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Bélgica se prepara para un carnaval más antisemita que nunca

Se espera que el polémico carnaval anual en Aalst, Bélgica, tenga lugar el domingo con incluso más elementos antisemitas que en años anteriores.

Los organizadores del carnaval de Aalst han vendido cientos de “kits de rabinos” para que los participantes puedan vestirse como estereotípicos judíos jasídicos en el desfile de carnaval. El kit incluye narices de gran tamaño, peyes y sombreros negros. Los organizadores planean presentar globos y marionetas similares a las exhibidas en 2019, cuando el mundo vio con malos ojos a los muñecos de judíos gigantes, con ratas en sus hombros y sentados sobre pilas de billetes.

“Bélgica como democracia occidental debería estar avergonzada de permitir una exhibición antisemita tan vitriólica”, manifestó el ministro de Relaciones Exteriores, Israel Katz. “Pido a las autoridades allí que condenen y prohíban este odioso desfile en Aalst”.

El embajador en Bélgica, Emmanuel Nahshon, se pronunció totalmente en contra del desfile.

“Es una lástima que se permita un carnaval tan antisemita”, dijo. “Aalst es la única ciudad en Europa donde se permite tal carnaval. Hacemos un llamamiento a las autoridades belgas, incluidas las autoridades municipales de Aalst, para que cambien de opinión. Todavía tenemos (tiempo) hasta que prevalezca el carnaval y la razón de la esperanza y se eliminen los flotadores antisemitas”, expresó el diplomático.

Si el desfile sale según lo planeado, “será una mancha moral en Bélgica”, dijo Nahshon.

“La lucha contra el antisemitismo también es una lucha israelí”, dijo y aseguró que “Israel tiene que ser muy claro en el tema”.

El carnaval de Aalst perdió su lugar en la Lista Representativa de la UNESCO del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2019 después de que su alcalde se negó expresamente a eliminar las imágenes antisemitas del desfile.

Se espera que el desfile de este año resulte especialmente antisemita como una forma de profundizar la controversia y mostrarse provocativos contra la UNESCO por la perdida del puesto en la prestigiosa lista.

El carnaval ha sido durante mucho tiempo un sitio de exhibiciones intolerantes en general, incluyendo participantes con la cara pintada de negro y exhibiciones de musulmanes burlones, y generalmente de imágenes específicamente antisemitas. En 2013, se supo que los participantes del carnaval se paseaban con uniformes nazis y botes con la etiqueta “Zyklon B” mientras caminaban con otros participantes vestidos como prisioneros de campos de concentración.

Si bien varios funcionarios belgas se han pronunciado en contra del desfile, no se han tomado medidas gubernamentales contra él. Una razón para esto es el surgimiento de Vlaams Belang, un partido populista de extrema derecha con raíces neonazis, y la preocupación de que la prohibición de las carrozas antisemitas no haga mas que actuar en su favor.

El alcalde de Amberes, Bart De Wever, cuya ciudad tiene una de las comunidades judías más grandes del país, dijo el mes pasado que el desfile “muestra falta de empatía” y es “irrespetuoso”.

Aunque Bélgica , con una población de aproximadamente 11.000,000, alberga a unos 30.000 judíos, la comunidad judía no está planeando ninguna manifestación contra el carnaval. Una fuente dijo que les preocupa llamar la atención negativa hacia ellos mismos y posiblemente provocar una mayor violencia por parte de la cultura dominante.

Además, una lucha legal contra el desfile sería un desafío. Según la ley belga, uno solo puede ser acusado de incitación racial si él o ella atacaron y perjudicaron a una persona específica.

A principios de esta semana, tres profesores belgas expertos en antisemitismo, Vivian Liska, Didier Pollefeyt y Klaas Smelik, escribieron en un muy comentado artículo de opinión asegurando que medios no deberían mostrar las imágenes antisemitas del desfile.

“No queremos cometer censura, pero queremos señalar el peligro de difundir este tipo de caricatura antijudía”, dijo Smelik en la radio de Bélgica. “En el pasado, se hizo evidente qué tipo de influencia puede tener en las opiniones de la gente común”.

El editor de la European Jewish Press, Yossi Lempkowicz, dijo esta semana que Aalst está cerca de Kazerne Dossin, un campo de tránsito desde el cual los nazis deportaron a más de 25,000 judíos y romaníes.

“La educación contra los estereotipos es crucial para combatir el antisemitismo y el racismo en general”, escribió en el diario de Bruselas La Libre. “¿Qué ejemplo da este festival de Aalst a los jóvenes que vienen por cientos a tales eventos?”

En diciembre, el alcalde de Aalst, Christoph D’Haese, del partido nacionalista flamenco N-VA, dijo que el desfile se burla de muchos grupos diferentes y que no debe ser censurado.

“No somos antisemitas ni racistas, y cualquiera que lo diga está actuando de mala fe”, dijo.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni