Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

La fiscalía del caso Nisman tiene el doble de imágenes para analizar

Miles de Imágenes. Cada una analizada cuadro por cuadro. Cada rostro tiene que ser revisado. Finalmente, no son 23.000 las fotografías que la fiscalía del Dr. Taiano a cargo de la investigación sobre el asesinato del ex fiscal Alberto Nisman tiene bajo la lupa, sino 54.000, más del doble. El enorme salto en el material a revisar, que podría echar nuevas luces sobre el caso, se debe a la existencia de una memoria más con el registro de las cámaras encargadas de filmar los ingresos y egresos del complejo Le Parc, donde vivía Nisman.

El fiscal Eduardo Taiano y un equipo de ocho personas se encontraban en los inicios de la difícil tarea de analizar 23.000 imágenes procesadas de las cámaras ubicadas en el ingreso del edificio. Con una mala calidad cuando de horarios nocturnos se trata y una mejor nitidez durante el día, se hizo un registro de todas las personas que esas cámaras captaron en el ingreso a Le Parc desde el 16 al 18 de enero de 2015 dentro del rango horario en el que se habría producido el homicidio de Alberto Nisman.

Pero aquel número se incrementó sorprendentemente hasta llegar a 54.000 fotografías. El objetivo es dar con el posible homicida de Alberto Nisman después de que la justicia determinara que aquella muerte del 18 de enero de 2015 era producto de un asesinato.

Esta medida es inherente a la renderización que se realizó sobe los 92.092 metros cuadrados del complejo Le Parc y las tres torres de 42 pisos cada una, una prueba clave para la fiscalía. Se trata de una representación gráfica a través de un sistema informático que produce una imagen fotorrealista con formato 3D. En esa reconstrucción del lugar, se ubicaron todas las cámaras de seguridad de los espacios comunes y del complejo en general y se simularon circuitos: Es decir, recorridos pasando por todos los ángulos de aquellas cámaras en busca de puntos ciegos y pistas significativas para la causa.

El resultado arrojó la existencia de “espacios ciegos”, “hay muchos lugares por los cuales se pueden pasar sin ser registrados por las cámaras de seguridad, por el tipo de ubicación que tienen y el ángulo de cobertura de las mismas. Esto fue probado desde varias perspectivas y posibilidades. La conclusión a la que se arribó fue la misma: hay muchos sectores de circulación de Le Parc que “no son registrados por ninguna cámara de seguridad”. El render tuvo en cuenta el centenar de cámaras instaladas en “puntos de interés específicos y determinados”.

¿Por qué esto resulta relevante para la investigación? Según explicaron fuentes judiciales, va corroborando que el ingreso, circulación y egreso del complejo donde vivía Alberto Nisman no era realmente controlado y que los registros existentes al respecto, son “incompletos y en algunos casos, mal confeccionados, hay muchos espacios por donde se podría permanecer en el lugar sin ser vistos”.

Aunque el juez Julián Ercolini dio por corroborado que se trató de un crimen, aún no pudo especificar quién o quiénes fueron los responsables. Sólo está procesado como partícipe necesario Diego Lagomarsino, y los cuatro ex custodios que se encuentran acusados de incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos, por no garantizar la seguridad del ex titular de la UFI AMIA. Dos de ellos están señalados como encubridores del homicidio.

A ese trabajo ahora se suma el análisis de los rostros de las personas que ingresaron y egresaron de Le Parc.

La fiscalía logró acceder a la compulsa y descarga de las imágenes de las cámaras de seguridad contenidas en los DVR que se encontraban bloqueados y que, por tal motivo, “no habían sido analizados por la fiscal y la jueza del fuero ordinario”, explicaron fuentes de la causa. En base a ello, se realizó un análisis completo sobre las cámaras de seguridad del complejo Le Parc Puerto Madero con la asistencia del Departamento Técnico Operativo de la Superintendencia Federal de Tecnologías de la Información y Comunicaciones de la Policía Federal.

En diciembre de 2019, la Fiscalía recibió el estudio de la actividad captada por las cámaras de seguridad -movimiento de personas, vehículos, etc.-, “se están analizando más de 23.000 fotografías capturadas; ello a fin de poder, una vez concluida esta tarea, establecer con exactitud la identidad de la totalidad de las personas que ingresaron al Complejo el fin de semana en que falleció el Dr. Nisman”, se detalló desde la investigación.

Pero, se sumó un disco más, que agregó a ese universo 31.000 fotografías más. Ahora se trabaja sobre 54.000 registros recuperados de las cámaras de seguridad del acceso al complejo de Puerto Madero.

También se analiza a los vehículos que ingresaron y egresaron del edificio ubicado en Puerto Madero. “En algunos casos las imágenes no son muy claras respecto a las patentes, pero sí se determinaron los vehículos, modelo, color y se establece quiénes son los propietarios”, explicaron fuentes de la causa.

Cada imagen, cada rostro, cada vehículo, busca dar con el “responsable de lo sucedido aquella madrugada”, indicaron. Resulta una suerte de aguja en un pajar, pero la fiscalía se encuentra realizando el pormenorizado análisis para determinar los responsables directos de lo que sostiene se trató de un homicidio que a cinco años, la justicia sigue buscando al responsable.

La Fiscalía sostiene “la hipótesis del homicidio basado no solo en la pericia de Gendarmería sino el extraño cruce de llamados entre espías de varias fuerzas producidos en el rango horario de la muerte, como las propias contradicciones de Lagomarsino, que dijo que Nisman lo había contactado primero cuando la pericia informática mostró lo contrario, o el manejo de la escena y las acciones posteriores al 18 de enero”, explicaron fuentes judiciales.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni