-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

“Gracias a D´s no estamos en una república teocrática”

En el marco de la visita al Vaticano, por parte del presidente argentino Alberto Fernández, dialogamos con Sergio Rubín, periodista especializado en culto, quien brindó un panorama de expectativa respecto al encuentro.

Tras al viaje de Fernández a Israel, surge la pregunta de qué pueden aportarle el Papa y el Vaticano tanto a la figura de Alberto Fernández como al país. Rubín responde: “Yo creo que todo lo que puede aportar es un respaldo moral a una renegociación de la deuda externa que resulta clave para el gobierno, para el país”. Agrega y puntualiza que al “estar todos en el mismo barco”, la importancia es innegable.

El Papa no tiene autoridad para estas negociaciones con el Fondo. Allí están los organismos internacionales, el FMI, los bonistas, otros intereses económicos, pero puede ayudar a procurar tener una visión un poco más comprensiva. El Papa es visto como un referente moral para muchos.

Queda más que claro que hay que intentar una recuperación de la economía cuanto antes pero hay otros aspectos para abordar y en los que la Iglesia católica fue y sigue siendo protagonista como uno de los actores sociales, por ejemplo la ayuda social, la atención y la superación de la pobreza.

En otro orden, el “aborto” podría ser un espacio de cortocircuito entre el Papa y el presidente Alberto Fernández porque además no hay un pensamiento homogéneo en la coalición del gobierno actual.

“Es un tema muy delicado… es un tema muy delicado” repite Rubín y no por casualidad o error discursivo, sino que se refiere a que es una categoría grave y completamente distinta a la del divorcio o a la del matrimonio igualitario que, aún sin estar de acuerdo, se terminó aceptando por el peso propio de la realidad.

El Aborto es un tema diferente, porque la vida comienza desde el instante de la concepción, cuestión irrefutable para la doctrina cristiana y católica. Insiste Rubín en que “hace ruido” y no entiende por qué el presidente “compró este tema”: “No hacía falta, a mi criterio que el presidente se metiera en este tema”, enfatiza Rubín.

Estas cuestiones no las resuelve la comunidad católica, ni evangélica, ni la judía, ni la musulmana, tienen toda la libertad de hacerlo y pronunciarse en este debate fuerte, pero es un tema que se resuelve legalmente en el marco de la institucionalidad del Congreso en una República.

En otro aspecto diferente, Rubín se refirió a la compleja situación de Luis Bellando, quien fuera designado por el gobierno argentino como embajador en la Santa Sede, sin embargo, posteriormente fue rechazado el placet en Roma quedando sin designación. Según el periodista, Bellando no fue rechazado porque es divorciado y más aún “no fue rechazado nunca”; además que si bien está con su segunda mujer, está sacralmente casado, por iglesia, “ni siquiera el Vaticano llegó a tratar el tema del pliego de Luis Bellando”, dijo.

“Queda como que el Papa lo rechaza por divorciado cuando el Papa trabajó mucho para que los divorciados puedan comulgar”. Esto es una interna de la cancillería, hay una interna muy fuerte “acordate que a Bellando lo impulsaba Gustavo Béliz, el secretario de Asuntos Estratégicos. Ahora parece que será una mujer pero no lo va a elegir el Papa” porque el Papa no es vinculante con el tema. “Decir que el Papa lo rechazó por divorciado es un disparate”, aseveró Rubín. “Lo único que pretende el papa es que sea un diplomático de carrera”.

Surge de las palabras de Rubín que se está buscando a otra persona. Suena el nombre de María del Carmen Squeff ex embajadora en París. Al Papa no le disgustaría que fuera una mujer aunque reconoce que hay una mora importante en la Iglesia Católica con respecto a los temas de “género”.

Por Gabriela Fernández Rosman para Radio Jai

Reproducción autorizada citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni