-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

“Sion”

En Israel, desde el día que se declaró la independencia de su Estado se dictó “La Ley del Retorno”, una ley que establece que todo judío que así lo desee pueda obtener la residencia y la ciudadanía israelí. La ley esta basada en que vivir en Israel es un derecho: “Todo judío tiene derecho a hacer Alía” (a mudar su vida a Israel).

Esto significa que todo aquel considerado judío (no hijo de Israel) tiene derecho a presentarse en la Agencia Judía de su país y pedir que lo muden a Israel. La Agencia Judía le pagara sus pasajes y le ayudara con los tramites de absorción que seguirán luego al llegar a la Tierra Prometida.

Aquellos nuevos inmigrantes (olim jadashim) que llegan, por el solo hecho de haber nacido judíos o haberse convertido, recibirán en Israel muchos beneficios y el Estado los ayudara durante los primeros años para que puedan adquirir el idioma y herramientas para poder adaptarse al nuevo país.

Hasta 1970, la ley contemplaba también a aquellas personas nacidas de vientre judío, pero convertidas a otra religión. En ese año, se realizó una reforma que establece que la ley no aplica a quienes hayan abandonado el judaísmo por otro credo.

Existen algunas excepciones que son inhabilitantes para obtener la residencia o la ciudadanía como haber activado en contra del pueblo judío, poner en peligro la salud publica o la seguridad del Estado, o tener antecedentes criminales.

La Ley tambien permite llegar a Israel con visa de turista y tramitar la residencia directamente aquí, en el Ministerio del Interior, pero se advierte que, durante el periodo de postulación, no se cuenta con seguro medico, beneficios o con permiso para trabajar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni