Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

“Tenemos 52 objetivos iraníes”

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha anunciado este sábado que su país reaccionará sin demora si intereses o ciudadanos estadounidenses son atacados por Teherán. “Si Irán ataca a ciudadanos de EE.UU., Washington responderá “muy rápido y muy fuerte” aseguró Trump y agregó que ha establecido 52 objetivos iraníes.

Los Estados Unidos están viendo indicaciones de que Irán ha aumentado su preparación para lanzar misiles balísticos de corto y medio alcance después de la muerte del general Qassem Soleimani, el jefe de la fuerza de élite iraní de las Fuerzas Quds, en un ataque aéreo estadounidense.

La cadena citó a un funcionario estadounidense sin nombre con conocimiento directo del tema, mientras Washington se prepara para la respuesta de Irán al ataque del viernes. El líder supremo iraní Alí Khamenei ha dicho que Teherán reaccionará con una “dura venganza” por el golpe al popular general, que era su amigo personal.

La inteligencia estadounidense está llevando a cabo una vigilancia por diversos medios para evaluar cuándo podrían estar listos los misiles para ser lanzados, según el informe.

Mientras tanto, otro funcionario estadounidense no identificado dijo a CNN que los jefes de defensa estadounidenses estaban sosteniendo intensas discusiones mientras trataban de determinar si Irán planea tomar represalias en los próximos días, con “opiniones contradictorias” sobre cuándo podría llegar un ataque importante.

Definitivamente se esperaba un ataque “en semanas” como máximo, dijo el funcionario.

Irán ha prometido duras represalias por la muerte de Soleimani, el cerebro de su estrategia de seguridad regional. Fue asesinado en la madrugada del viernes cerca del aeropuerto internacional de Bagdad junto con altos militantes iraquíes en un ataque aéreo ordenado por el presidente estadounidense Donald Trump. El ataque ha provocado un aumento de las tensiones regionales y ha puesto a prueba la alianza de Estados Unidos con Iraq.

Un alto comandante iraní amenazó el sábado con que unos 35 objetivos estadounidenses en Oriente Medio, así como Tel Aviv, estaban al alcance de Teherán para vengar el asesinato de Soleimani.

“El Estrecho de Ormuz es un punto vital para Occidente y un gran número de destructores y buques de guerra estadounidenses cruzan por allí… objetivos estadounidenses vitales en la región han sido identificados por Irán desde hace mucho tiempo”, dijo el general Gholamali Abuhamzeh, comandante del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria iraní en la provincia sureña de Kerman, según la agencia de noticias Reuters.

“Unos 35 objetivos estadounidenses en la región, así como Tel Aviv, están a nuestro alcance”, añadió.

Se informa que Israel ha elevado su alerta de seguridad en las misiones de todo el mundo, y el IDF ha aumentado su alerta, en medio de las amenazas de venganza iraníes.

Israel convocará a su gabinete de seguridad el domingo tras las amenazas iraníes de vengarse de Soleimani.

El jefe de la política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, subrayó el sábado la “necesidad de desescalada”.

Después de reunirse con el Ministro de Asuntos Exteriores iraní Mohammad Javad Zarif en Bruselas, Borrell tweeteó: “Habló con el FM iraní @JZarif sobre los últimos acontecimientos. Subrayó la necesidad de disminuir las tensiones, de ejercer moderación y evitar una mayor escalada”.

El ataque ha despertado el temor de una guerra total, pero no está claro cómo o cuándo podría responder Irán. Es probable que cualquier represalia venga después de tres días de luto declarado tanto en Irán como en Irak. Todas las miradas estaban puestas en Irak, donde Estados Unidos e Irán han competido por la influencia desde la invasión liderada por Estados Unidos en 2003.

Trump dice que él ordenó el ataque, una decisión de alto riesgo que fue tomada sin consultar al Congreso o a los aliados de Estados Unidos, para prevenir un conflicto. Funcionarios estadounidenses dicen que Soleimani estaba planeando una serie de ataques que ponían en peligro a las tropas y funcionarios estadounidenses, sin aportar pruebas.

Soleimani fue el arquitecto de la política regional de Irán de movilizar milicias a través de Irak, Siria y Líbano, incluso en la guerra contra el grupo del Estado Islámico. También se le culpó por los ataques a las tropas y aliados estadounidenses desde hace décadas.

Después del ataque de principios del viernes, la coalición liderada por Estados Unidos ha reducido las operaciones y ha impulsado “medidas de seguridad y defensivas” en las bases que albergan a las fuerzas de la coalición en Irak, dijo un funcionario de la coalición con la condición de mantener el anonimato de acuerdo con las regulaciones. Mientras tanto, Estados Unidos ha enviado otros 3.000 soldados a la vecina Kuwait, el último de una serie de despliegues en los últimos meses, ya que el enfrentamiento con Irán ha empeorado.

En una amenaza apenas velada, una de las milicias apoyadas por Irán, Kataib Hezbolá, o Brigadas de Hezbolá, pidió a las fuerzas de seguridad iraquíes que se mantuvieran al menos a 1.000 metros de las bases estadounidenses a partir del domingo por la noche.

“Los líderes de las fuerzas de seguridad deben proteger a sus combatientes y no permitir que se conviertan en escudos humanos para los cruzados ocupantes”, decía la declaración de advertencia, en referencia a las bases de la coalición. El grupo fue fundado por Abu Mahdi al-Muhandis, un alto comandante de la milicia iraquí que murió en el mismo ataque.

Más tarde, el sábado por la noche, se lanzaron una serie de cohetes que cayeron dentro o cerca de la Zona Verde, que alberga las oficinas del gobierno y las embajadas extranjeras, incluida la estadounidense.

Nadie resultó herido por un cohete Katyusha que cayó dentro de una plaza a menos de un kilómetro de la embajada, según un oficial de seguridad iraquí que habló con la condición de mantener el anonimato porque no estaba autorizado a hablar con los periodistas. Otro cohete en Bagdad cayó a unos 500 metros del palacio de As-Salam, donde el presidente iraquí Barham Salih suele residir en Jadriya, un barrio adyacente a la Zona Verde, dijo el funcionario.

Otro funcionario de seguridad dijo que tres cohetes cayeron fuera de una base aérea al norte de Bagdad donde normalmente están presentes contratistas estadounidenses. Los cohetes aterrizaron fuera de la base en un área agrícola y no hubo informes de daños, según el funcionario.

También el sábado, un portavoz de las fuerzas armadas iraquíes dijo que el movimiento de las fuerzas de la coalición, incluidas las tropas estadounidenses, en el aire y en tierra será restringido, a condición de recibir la aprobación del primer ministro Adel Abdul-Mahdi, el comandante en jefe de las fuerzas armadas.

No quedó claro de inmediato lo que significarían las nuevas restricciones, dado que las tropas de la coalición ya estaban sujetas a limitaciones y debían coordinarse con el Mando de Operaciones Conjuntas de los altos mandos militares iraquíes.

Con información de RT e Israel Noticias

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni