-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Quien salva a una persona, salva al mundo entero "   

El vocero de Alberto Fernández asegura que no se modificará el estatuto de Hezbollah

El presidente electo Alberto Fernández se habría reunido, en su casa de Puerto Madero, con la Embajadora de Israel en Argentina, Galit Ronen. En esa cumbre Fernández le habría advertido sobre la posibilidad de que se podría derogar el decreto que impulsó Mauricio Macri, en el que declaró a Hezbollah como agrupación terrorista.

En el mes de julio, el presidente saliente había firmado una normativa que declaraba ese grupo como agrupación terrorista. “El decreto permite que a las organizaciones que hayan atacado en Argentina (…) las podamos considerar terroristas, porque han cometido un ataque en territorio nacional”, declaraba, en ese entonces, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Esta posibilidad -de derogar ese decreto- provocó un fuerte análisis en el programa ‘Intratables’. “Cómo se explica que Alberto Fernández le haya dicho esto a la diplomática israelí, en una primera reunión, cuando todavía no asumió”, indicó Ceferino Reato. “No está confirmada la decisión, y la nota expresa que se ‘deslizó esa posibilidad‘”, apuntó Ramón Indart.

“La Embajadora israelí no habla por ella, sino por el Estado al que representa”, expresó Reato. En esta línea, el periodista explicó que “ella confirmó esa charla, por lo que, el Estado de Israel lo confirma”, analizó Ceferino Reato en ‘Intratables’. “Cuando el canciller Jorge Faurie firmó el decreto que colocó a la organización como terrorista, muchos consideraron que se trataba de un guiño al presidente de Estados Unidos, Donald Trump“, indicó Debora Plager.

Luego de varios minutos, Juan Pablo Biondi, vocero del presidente electo Alberto Fernández, informó que se tratan de “trascendidos que no tienen asidero y no existe un sólo dato cierto en la noticia periodística, más allá de que la Embajadora sí estuvo reunida con Fernández en Puerto Madero”. Asimismo, Biondi expresó que “se trató de una reunión protocolar”.

Lo cierto es que Alberto no ignora que le generaría un eje de conflicto con Israel y sus asesores se cuidan de aclarar que nadie habla “en representación” de la posición que tomará al respecto. “No es una de las prioridades que tendrá el Frente de Todos. No va a precipitarse”, afirman.

Un indicio de la tensión con Israel es la demora de Netanyahu en reconocer y saludar a Alberto después del triunfo. Existió una reunión entre el presidente electo y la embajadora de Israel, Galit Ronen, en oficinas de Puerto Madero donde no hubo fotos.

Con información de El Intransigente

Mostrar más
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.