Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Alberto Fernández se presentó ante Bonadío por el Memorándum con Irán y aseguró que sus dichos fueron “una crítica política, no jurídica”

Se trata de la causa en la que Cristina Fernández de Kirchner está acusada por encubrimiento agravado. La misma tramita ante el Tribunal Oral Federal 8, rumbo al inicio del juicio.

Vestido con un traje verde oscuro, Fernández llegó minutos después de las 10 a Retiro y se retiro alrededor de las 11. Estuvo alrededor de 50 minutos en el despacho judicial.

A la salida, detalló lo que había declarado: “Saben todos que he sido crítico. Saben todos que no estuve de acuerdo con aquella medida y también he dicho una y mil veces que es una cuestión política no judicial. La declaración por la que me preguntaron, que fue en el programa de Nelson Castro, fue la continuidad de una charla que yo tuve por radio con Nelson Castro. Lo que yo había dicho previamente era un paralelo entre los cuestionamientos que hacía Nisman y la cuestión política. Por eso se habla de cómo funciona el encubrimiento en materia penal y cómo sería en lo político”, explicó, repitiendo casi textualmente su breve declaración en el juzgado de Bonadio.

“Nisman alguna vez había dicho además que tenía una serie de pruebas que nunca aparecieron y el cuestionamiento que hice en esta charla tiene que ver exclusivamente con el modo en el que el juez Rafecas aplicando lógicas absolutamente teóricas del derecho penal desestimó la denuncia. Yo entendía que merecía una mejor investigación. Fue siempre una opinión, por eso me llamó la atención porque me citaron acá a instancias de la querella”, añadió ante la prensa.

En la declaración judicial, el candidato K comenzó admitiendo que sus dichos en el programa El juego limpio, el 26 de febrero de 2015, “efectivamente existieron”. “Se le imputaba a la presidenta de la Nación delitos gravísimos como el encubrimiento y la traición a la Patria. Semejantes imputaciones, a mi juicio, hacían necesaria una investigación y no un rechazo in limine”, comenzó Alberto, y recordó sus reiteradas críticas al pacto con Irán, “siempre en el terreno de lo político y no de lo jurídico.”

“Me permito recomendarle al letrado patrocinante de la querella que revise los principios generales del derecho procesal. Si lo hace, va a recordar que un testigo es alguien que conoce un hecho a través de sus sentidos y no alguien que opina. Además, confío en que el tribunal no siga la lógica de la querella, pues deberá citar a los millones de personas que opinaron sobre el tema”, deslizó e Fernández en Comodoro Py. “De cualquier modo, veo que al tribunal le sigue interesando mi opinión y no lo que pueda saber como testigo, y aclaro que no soy un perito sino una persona que opina, más allá de ser abogado y profesor”, cerró.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Helueni