-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

¿Quiénes son los dos Israelíes de origen argentino que trabajan en la misión lunar israelí?

Ayer, a las 03.45hs de Israel , fue lanzada con éxito la nave espacial “Bereshit” desde la estación espacial de la NASA en Cabo Cañaveral, Florida, Estados Unidos.

Del proyecto participan dos argentinos: el ingeniero Diego Salkin y el diplomático Leo Vinovezky

Saikin confesó que “es la primera misión privada en toda la historia que va a aterrizar en un cuerpo celeste. Es la nave más barata ya que costó 100 millones de dólares que se lanzará al espacio, además de ser la más pequeña y liviana en aterrizar en la Luna”.

Saikin fue el ingeniero que diseñó el software de simulación de la nave. “Mi tarea fue simular desde varios tipos de sensores, las posibles reacciones que se generarían en la nave y también realizar una plataforma de visualización para la leer la telemetría, es decir, analizar los datos de la nave luego de que aterrice como de ubicación, temperatura, etc”, explicó.

“Emocionado es poco. Estamos muy expectantes y nerviosos por que todo ocurra según lo planeado y el lanzamiento sea un éxito. Después vendrán 8 semanas de espera hasta el gran día del alunizaje”, añadió.

Leo Vinovezky es rosarino y en la actualidad es Director de Cooperación Internacional de la Agencia Espacial Israelí. Afirmó que “hay una tensión positiva muy fuerte acá, mucha esperanza en este proyecto. Estamos hablando de un proyecto muy ambicioso, de la posibilidad quizá de marcar un camino, teniendo en cuenta que recién hace 50 años que el hombre pisó la Luna”.

“Este es un avance muy importante para Israel, un país chico en el mapa mundi, con 8 millones de habitantes y una historia marcada por el sufrimiento y el dolor. En el 70 aniversario de la nación israelí, este evento espacial significa mucho para nosotros y para el mundo”, explicó el diplomático argentino.

Vinovezky también puso de manifiesto que la iniciativa fue desarrollada con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la Humanidad. “Uno sabe que el cielo no es el límite, estamos hablando de ideas muy ambiciosas y nuestra intención es que esto ayude al desarrollo de la ciencia y la tecnología y en Israel estamos deseosos de que esto abra puertos de cooperación internacional”.

Helueni