-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

Un Israel muy verde

Después de las primeras lluvias, brotan en casi cada rincón de Israel hasta entrada la primavera las Alei Jubasa, hojas redondas de tallo finito que crecen a los costados de arroyos y rutas, en parques y en bosques, conformando un colchón natural más mullido que el de los tréboles.
En las ciudades, no dejan centímetro de tierra sin conquistar: asoman entre baldosas, en calles angostas, en los pasajes e incluso, entre las murallas de la ciudad vieja de Jerusalem, tiñendo de verde durante unos tres meses, cada arenoso rincón de estas tierras de espíritu desértico.

Las hojas de Jubaza crecen en estas latitudes desde tiempos bíblicos y son mencionadas en las Sagradas Escrituras bajo el nombre hebreo de Jalamit porque tiene una forma redonda que recuerda la Jalá Agulá (el pan de la mesa de Año Nuevo Judío) La denominación de “Jubaza” viene del árabe y significa también “pan”.

Pero además de belleza estética -y he aquí la sorpresa- las “Alei Jubaza” bien preparadas, son aún más ricas que sus mejor remuneradas parientes, la rúcula, la espinaca y la acelga.
Aunque no todos lo sepan, son hojas comestibles, muy populares en Israel para preparar omelettes, salteados, sopas y tartas. Quien salga de su casa a caminar por el barrio, seguramente podrá en estos días de invierno en Israel, recoger hojas tiernas de Jubaza y preparar delicias vegetarianas y-o veganas sin pagar ni siquiera un shékel.

Y como si tantas virtudes no fueran suficientes, las Alei Jubaza tienen incluso un toque de heroísmo: cuentan que en la época del asedio a Jerusalem, las familias combatían el hambre con recetas de hojas de jubaza a falta de pan. Y cuando asomó la idea de transmitir las recetas la radio para que cada familia supiera cómo agenciarse alguna alimentación, se tomó la drástica decisión de que esa información siguiera su ruta boca a boca, vecina a vecina, sin salir al aire por ninguna emisora… para que no la aprovechase el enemigo.

Shabat Shalom desde un Israel lluvioso, ventoso, invernal… pero deliciosamente verde.

Mostrar más
Helueni