Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Shabat en Rusia: “Me sentí como en casa”

“Nunca imaginé vivir una ceremonia tan lejos de casa, pero a la vez tan cerca”, comenzó relatando Jonathan.

El joven de 24 años vive actualmente en Irlanda, en donde estudia inglés, pero aprovechó la cercanía con el país organizador del Mundial para ir a ver un partido de la Selección Argentina.

“Entraba todos los días a la página de FIFA para comprar una entrada y por suerte mi primo me consiguió para el partido con Croacia. Era en la ciudad de Nizhny Novgorod. Conseguí pasajes baratos para llegar haciendo escala en países extraños como Moldavia o Bielorrusia, pero fue increíble llegar a un Mundial”.

Pero no todo es fútbol para él. Todos los viernes, en Irlanda, camina más de 30 minutos para llegar a la sinagoga local, y tras viajar a Rusia, comenzó a buscar si existía la posibilidad de vivenciar un Shabat. “Mi hermano me comentó que casi todas las sedes del Mundial tenían una representación de Jabad, por lo que empecé a buscar y vi que tenían reuniones especiales para los judíos que asistan al Mundial. Mandé un mail consultando esto y me invitaron a la ceremonia y posterior cena”, comentaba Jonathan.

“Me sorprendió que había carteles en la ciudad que indicaban el camino al templo. Me quedaba cerca del Fan Fest, donde se pasan todos los partidos en pantalla gigante, y me fui directo desde ahí. Cuando llegué, me preguntaron de donde venía y me trataron muy bien. Subí al primer piso, en donde estaba el templo y me dieron un libro, mitad en hebreo y mitad en ruso. La verdad que algo de hebreo entiendo y seguía la ceremonia, muy parecida a la que se hace en Argentina”.

Sin embargo, Jonathan agregó que lo vieron un tanto confundido y quien lo recibió le dijo “¿vos sos sefaradí?, tengo un libro para que lo puedas seguir mejor”, y le entregó un libro de oración del templo Sucath David de Argentina, que usualmente utiliza un hombre colombiano que asiste.

“Así pude seguir un poco más la ceremonia y me gustó mucho. Me sentí como en casa, todos los judíos reunidos, de muchas nacionalidades distintas, pero con el mismo sentimiento judío de querer celebrar el Shabat, sea donde fuere”, dijo Jony, como lo conocen sus amigos y familiares.

“Después de la ceremonia, nos invitaron al segundo piso del lugar para la cena. Hicimos las brajot del vino, netilat (rezo del lavado de manos previo a la comida) y luego del pan. Hubo comida muy rica con entradas con hummus y ensaladas, parecía que estaba en Israel. Después una sopa y más tarde arroz con pollo”.

“La experiencia fue inolvidable. En cualquier país que uno esté, sabe que tendrá compañía judía y podrá celebrar su judaísmo con muchos de sus pares. En Argentina, Irlanda o Rusia no hay diferencia, los judíos somos hermanos”, finalizó Jony.

La historia de la comunidad judía de Nizhny Novgorod es comparativamente corta: cuenta con un poco más de siglo y medio. La razón es la siguiente: Toda Rusia Central no era una región de residencia tradicional de judíos. Desde finales del siglo XVIII, después de añadir a Rusia territorios bielorrusos, ucranianos, lituanos y de Polonia oriental con una gran población judía, los comerciantes judíos del primer y el segundo gremio y artesanos altamente calificados visitaron temporalmente la feria de Nizhegorodsky y habían comerciado allí.

La población judía constante apareció en la región en 1840 como resultado del reclutamiento de judíos para el servicio militar debido al decreto de Nikolay II. Como regla general, los “soldados de Nikolay” se quedaron a vivir en las ciudades, donde habían servido, y se convirtieron en ciudadanos o comerciantes de clase media. Tuvieron el honor de crear la comunidad judía de Nizhny Novgorod, que creció de 300 personas en 1850 a 3000 en 1913.

En la época de guerras se vivieron tiempos difíciles: En 1938, todas las sinagogas, clubes y sociedades educativas nacionales fueron abolidas, la educación escolar tuvo un freno con el enseñar idish.

La reconstrucción de la comunidad judía organizada se inició en 1989, pero finalmente el 18 de mayo de 1991, después de muchos problemas, la construcción de la sinagoga fue devuelta a la comunidad. En septiembre de ese año, se inauguró la escuela judía.

El 17 de abril de 2000, la sala de oración renovada de la sinagoga se inauguró ceremonialmente después de los trabajos de reparación. En la primavera del 2000 se inauguró la guardería judía “Gan Menahem”, en otoño la escuela secundaria judía “Or-Avner” comenzó a funcionar, ahora su proceso educativo reúne a más de 100 niños.

En general, la región logró establecer relaciones tolerantes con representantes de diferentes grupos étnicos y confesiones, especialmente con las autoridades de las comunidades religiosas musulmanas y ortodoxas.

Según los últimos datos oficiales, hay 12.000 judíos en la provincia de Nizhegorodsky, de los cuales más de 10000 de ellos viven en la propia ciudad de Nizhny Novgorod, sede en donde Argentina, en caso de clasificar, jugará nuevamente, en el partido correspondiente a los Cuartos de Final.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Helueni