-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea -

El 9 de Av y el Estado de Israel

La fecha del 9 de Av es muy representativa para el mundo judío. Se recuerda con mucha nostalgia la destrucción de los Templos de Jerusalem en manos de los babilonos y de los romanos. Pero más allá, la mística de los rabinos que el “odio gratuito destruye Jerusalem” aludiendo que debido a las diferencias entre los hijos de Israel desconcentrados en sus rencillas personales la ciudad con su principal bastión (el Beit Hamikdash) facilitaron a los enemigos de los israelitas a ser devastados.

¿Cuál podría aludir que es la relación de ese momento histórico al actual? No hay Sagrado Templo en Jerusalem, por el contrario, el sitio está ocupado por otro bastión religioso, solamente que islámico y no todo en Israel gira alrededor de la religión, pero es un hecho que al igual que en esa época, hoy algunos grupos buscan agraviar al judaísmo, utilizando la máscara de ataque contra las políticas del gobierno. Pero aún más grave de lo que hacen los enemigos, está lo que internamente se pueda hacer contra el judaísmo y la existencia misma del Estado de Israel.

Daré ejemplos puntuales al respecto, la lista de los rabinos que generó tantas polémicas semanas atrás, por la validez de estos rabinos para certificar conversiones de personas que deseaban casarse en Israel, con posiciones de todo lo habido o por haber y que sumado a otras decisiones como la del Primer Ministro Benjamín Netanyahu no escuchar al lobby pro israelí de Estados Unidos (AIPAC) en sus solicitudes de cumplir con las exigencias de las corrientes liberales del judaísmo de habilitar un lugar en el Kotel donde se pueda realizar rezos mixtos, acusando al gobierno de Bibi de fortalecer el monopolio de la ortodoxia sobre el lugar sagrado.

También, las reacciones por el caso del soldado Elor Azaria de marzo de 2016, quien fuera acusado de extralimitarse al asesinar a un atacante terrorista que ya había sido neutralizado, para el cual el Primer Ministro y otros líderes solicitan el indulto, mientras otros exigen se mantenga la pena vigente como una forma de demostrar la fortaleza democrática de Israel. Mientras también, se exige desde algunas posiciones, la pena de muerte para el terrorista Omar Al Abed, responsable del asesinato de tres judíos en Neve Tzuf la semana anterior, y otros discuten que esto no se puede dar en Israel.

Otros ejemplos adicionales que han polarizado y dividen a la población en Israel y el mundo judío en general. La organización “Breaking the Silence” la polémica ONG de ex soldados que han buscado acusar las acciones de Israel en los territorios disputados y durante las acciones militares y operaciones en la Franja de Gaza, cuyo principal problema no son las acusaciones, que ya de por sí es un tema complejo, sino además, se les acusa de querer sabotear actividades militares o robar información clasificada, así como de manipular información inventando acusaciones contra sus ex compañeros de fuerzas armadas.
Y finalmente, los últimos enfrentamientos en el Monte del Templo (Al Haram Al Sharif) donde han asesinado oficiales israelíes y se colocaron detectores de metales y cámaras para evitar más ataques, lo que generó enfrentamientos con los grupos musulmanes de Cisjordania y el Este de Jerusalem, al final la opinión pública se dividió una vez más entre quienes estaban de acuerdo con las decisiones del gobierno y quienes opinaban que esta movida fue un gran triunfo para los radicales.

En todos esos casos mencionados y que podría hacer un largo etcétera, el panorama es similar, divide y vencerás. El disenso y las discusiones son parte de la vida normal del judaísmo, sin embargo, hay temas que no están llevando las naturales discusiones de posición dentro del pueblo judío, sino que abiertamente están logrando desquebrajar los elementos ante los cuales se está de acuerdo, por ejemplo, la lucha contra las acciones antisemitas en varios países del mundo, incluyendo Latinoamérica.

Luego de ver las acciones de radicales contra sinagogas en Turquía, y donde no medió preguntarse si los miembros de dicha comunidad eran ortodoxos, conservadores, reformistas, etc. si hombres y mujeres rezan juntos, o si comen kasher o no, si son pro o anti Netanyahu, si son o no personas observantes, el ataque se dio inspirado en un solo elemento, son judíos. Ellos no se cuestionaron ningún preámbulo ideológico o de vida personal judía, solamente atacaron.

Realmente se hace irrelevante en ciertos aspectos algunas discusiones que minan las relaciones entre las comunidades judías alrededor del mundo, en una época en la cual las comunidades deberían de cerrar filas en ciertos temas y enfocarse en fortalecerse para combatir enemigos en común, principalmente pensando en que los últimos eventos relacionados con Jerusalem han motivado a la unión fraternal entre los grupos de musulmanes alrededor del mundo, algo que por el contrario se está manifestando de otro modo entre los judíos.

En un artículo anterior insistí en un elemento que no se ha considerado, las frases incendiarias que se han utilizado las últimas ocasiones demuestran que no es un simple tema de política, es la religión lo que realmente les molesta y ante lo que están luchando.

“Abdullah bin Umar: Oí al Apóstol de Alá diciendo: “Los judíos lucharán contigo, y se te dará la victoria sobre ellos para que una piedra diga, ‘¡Oh musulmán! Hay un judío detrás de mí; ¡Mátalo!” (Hadiz de Sahih Bukhari 4: 56: 791)

Quedan dudas de cuál es la visión de los radicales contra Israel, queda claro que por esto el llamado es a atacar objetivos judíos en cualquier lugar del mundo. Está más que manifiesto por qué cerca a esta fecha se atacaron las instalaciones de la AMIA (10 de Av del 5754), porque el mensaje es directo, mientras los judíos se desgastan en ampliar sus divisiones y debilitan en cuanto a la idea de un solo pueblo.

Esperemos que las divisiones no lleven a que eventualmente deba quedar registrado en la historia del judaísmo decir “¿Por qué razón fue destruido el Estado de Israel? – Por el odio gratuito entre los hermanos dentro del Estado y en las diásporas”.

Probablemente no soy el más adecuado para hablar de este tema; halájicamente no soy judío aún, pero esto no me resta preocupaciones en cuanto a los resultados que tantas divisiones esté ocasionando, al final de cuentas como ya he mencionado, para el que odia al pueblo judío, todos son lo mismo, los nazis en su momento lo hicieron ver y la situación actual da fe nuevamente que efectivamente así lo ven todos los que odian a Israel.

El 9 de Av es un día marcado por la tristeza, pero también por la esperanza, así como el Sagrado Templo; símbolo religioso, pero además emblema del pueblo judío se destruyó por el odio gratuito entre hermanos, el amor y la unión debería revertir este duro transitar.

Helueni