Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Shabat Shuvá, el Shabat del retorno

El primer Shabat del año, que se encuentra entre Rosh Hashaná y Yom Kipur, se denomina Shabat Shuvá, el Shabat en el cual somos invitados a retornar a D.S y a nuestro camino judío.

Una de las problemáticas judías contemporáneas es que la mayoría no sabe a dónde volver porque nunca estuvo ahí. Si no tienes un lugar de partida no tendrás un lugar al cual regresar.

El Pedagogo, Jaime Barylko Z.L, nos enseñaba que debíamos alimentar al niño con muchos conocimientos y vivencias judías para que, si luego decidía recorrer otros mundos, siempre contara con un bagaje cultural y de identidad, que le sirviera de raíces y donde pudiera retornar.

Hoy, la mayoría de los judíos simplemente no saben dónde retornar porque no han recibido la formación en las fuentes y vivencias judías tradicionales. Hoy no se trata de liberales, sino de ignorantes. Se puede ser un judío liberal si previamente fuiste tradicional, sino no te estás “liberando” de nada, simplemente has estado en el vacío.

Incluso los llamados Baalei Bithsuvá lo hacen a un lugar nuevo, no a un lugar que ya habían conocido.
La experiencia de vivir con D.s, de la Tefiláh, de la lectura de la Toráh, los Neviim (profetas), el Talmud y otras fuentes clásicas y modernas resulta desconocida para muchos. El desafío de volver a un lugar en el cual nunca se estuvo resulta mayor.

En la Parashá de Vaielej que leemos este Shabat, Moshé a los 120 años comienza a despedirse de su pueblo y traspasar su liderazgo a Yehoshúa para que los conduzca a la tierra de promisión. Vaielej es ir, caminar, abandonar. La Parashá de la semana pasada fue Nitzavím, estar fijos. Rosh Hashaná es haber estado todos fijos delante del Creador, para dar inicio a estos diez días donde somos convocados a ir en pos del retorno. En Vaielej se nos dice que D.S mismo puede esconder su rostro del hombre y del pueblo de Israel cuando lo abandonamos. Regresar incluso sin tener conciencia de haber estado o vivenciado una experiencia propia o en la casa de nuestros padres o abuelos, es un desafío mayor pero no un imposible.

Hay una chispa de Eternidad Divina y de la conciencia histórica de nuestro pueblo que vive en nosotros y requiere ser descubierta. Que podamos en este Shabat y 5782 retornar a una vida propia y más significativa.

Vea la editorial de nuestro director

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni