Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Operación Salomón: a 30 años del más importante puente aéreo

Operación Salomón – En 1975 los judíos etíopes fueron reconocidos como descendientes de una de las tribus perdidas de Israel en 1975 (Dan) tras la investigación realizada por el rabino sefardí Ovadia Yosef. En ese momento Israel los reconoció como judíos auténticos, decidiendo que solo debían pasar por una ligera conversión para ser aceptados como judíos en Israel. Con el reconocimiento, los Beta Israel consiguieron permiso para poder hacer aliá.

El 24 de mayo de 1991 Israel culminó, tras 30 horas operaciones, la evacuación de 15.000 de los más de 16.000 falashas que vivían en Etiopía en un gigantesco puente aéreo organizado entre Addis Abeba y Tel Aviv.

 

La denominada Operación Salomón fue coordinada por el Ejército israelí y la Agencia Judía (organización para-gubernamental). Los rebeldes del Frente Popular Etíope de Liberación de Eritrea (FPLE) ocuparon el importante puerto de Asab, del que depende para su abastecimiento la capital del país.

Los miles de evacuados, en su mayoría campesinos que nunca habían salido de su provincia de Gondar hasta el año pasado, embarcaron sus equipajes. Algunos de ellos iban con los pies descalzos. Hasta 1.000 Beta Israel o falashas (aunque el término no les gusta porque significa extranjero en el idiona amárico) fueron introducidos en cada avión, en los impresionantes Boeing 747, a los que se habían retirado los asientos. Cuarenta aparatos, 25 Boeing y 15 Hércules, participaron el puente aéreo, el más importante que se ha organizado jamás en un lapso de tiempo tan corto.

 

Esta operación registra el récord de número de pasajeros en un vuelo, con 1087 personas transportadas en un Boeing 747 de El Al. Los planificadores esperaron poder llenar el avión con 760 pasajeros, pero debido a su bajo peso muchos más pudieron muchos subir a bordo. Dos bebés nacieron durante el vuelo.

Se estima que el costo de la operación fue de 127 míllones de dólares, declaró un portavoz de la Agencia Judía. “Además, Israel ha entregado una suma de 35 millones de dólares a las autoridades etíopes para facilitar la operación. Esta acción se ha llevado a cabo en coordinación con la Administración estadounidense”, informo el coronel Raarian Ghissin, vocero del ejército israelí.

Descendientes, según algunas versiones, de Menelik I, hijo del rey Salomón y de la reina Saba, la comunidad de judíos etíopes, también llamados falashas (extranjeros en Ge’ez, la antigua lengua sagrada etíope), ya tenía 20.000 miembros en Israel antes del inicio de la Operación Salomón.

En mayo de 1991, el gobierno de Etiopía estaba a punto de caer, cercado por tropas rebeldes de Eritrea. Mengistu Haile Mariam y su círculo de poder había mantenido el control de la población a fuerza de hambrunas, cacerías políticas y purgas masivas desde 1974, cuando una junta miltar de ideología Marxista-Leninista, el Derg, derrocó al Emperador Haile Selassie I.

La inestabilidad política de Etiopía era un motivo de preocupación para más de un estado extranjero: Entre ellos, el gobierno Israelí. Durante años, la comunidad Judía en Etiopía había encontrado resistencia y burocracia extrema para autorizar la emigración de sus integrantes. Beta Israel era el nombre de esa comunidad que vivió por siglos en el área del Reino de Aksum, lo que hoy es el norte y noroeste de Etiopía, en unas 500 aldeas cercanas al lago Tana.

 

La renovación de relaciones entre Israel y Etiopía en 1989 y la mala situación del país, combinada con el miedo a que los judíos sean atacados en medio de la guerra civil en este último país, cuando las fuerzas revolucionarias comenzaron a conquistar territorios y se acercaron a Adis Ababa, la capital, surgió el temor por el destino de los judíos, llevaron a que Israel y los Judíos de los Estados Unidos decidiesen realizar una operación de salvataje de los judíos etíopes. El gobierno etíope, gracias al pago previamente citado, permitió la Operación Salomón. El nombre de la misma es debido a la ya mencionada relación entre el Rey Salomón y con Saba, la Reina de Etiopía. Ya el año anterior, el Gobierno de Israel y las Fuerzas de Defensa de Israel, conscientes del empeoramiento de la situación política de Mengistu Mariam, diseñó planes encubiertos de transporte aéreo para el traslado de los judíos etíopes hacia Israel. Esto se convirtió en la mayor emigración de los Beta Israel o Falashas hasta la fecha.

Luego nacería el tema de la integración de los judíos etíopes a la sociedad israelí, pero será el tema de otra nota

 

Dr Mario Burman

 

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni