Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Elisabeth Abbeg, una gran salvadora alemana

Elisabeth Abegg nació hace 139 años, el 3 de marzo de 1882, en Estrasburgo, Alsacia (hoy Francia). Se crió allí y a una edad temprana se mudó a Berlín, donde se involucró con los cuáqueros, en proyectos de ayuda, proporcionando alimentos y asistencia médica a la población alemana después del armisticio de 1918.

Ella siguió no sólo las creencias cristianas de los cuáqueros, sino también las enseñanzas morales de Albert Schweitzer, el gran teólogo, humanitario y médico.

Después de obtener su doctorado, Abbeg comenzó a enseñar Historia en la prestigiosa”Luisenschule”, una escuela para niñas. Su brillante carrera se vio dañada tras el ascenso al poder de Hitler en 1933, cuando comenzó a expresar su oposición al régimen nazi. Fue transferida a otra escuela y en 1940 se le prohibió por completo la enseñanza debido a su firme negativa a promover la línea oficial del nazismo.

Ya cuando tenía poco más de 60 años, Abegg se involucró personalmente en el rescate de judíos. Mientras cuidaba de su hermana mayor y enferma, Julie, y de su anciana madre, con quien compartía su apartamento en Tempelhof, Berlín, no se sintió disuadida de albergar a judíos allí en muchas ocasiones. Al mismo tiempo, estableció una extensa red de rescate formada por muchos de sus amigos cuáqueros y ex-alumnos.

Sus acciones representaron una grave amenaza para su vida, ya que muchos de sus vecinos eran fervientes nazis que sospechaban de su postura antinazi.

A través de su red, Abbeg no solo dio refugio a los judíos en su hogar, sino que logró alojar a muchos de los perseguidos en casas francas situadas en Berlín, Prusia Oriental y Alsacia.

En algún momento, vendió sus joyas y otras posesiones para financiar la fuga de algunos de sus colegas de la red a Suiza.

Preocupada por los niños judíos escondidos en su piso, les dio clases sobre varios temas.

Ella tomaba el tranvía todos los días para visitar las casas de seguridad y asegurarse de que su gente protegida estuviera realmente a salvo.

Uno de los niños huérfanos salvados por Abbeg, Charlotte Herzfeld, le escribió después de la guerra: “Estuviste allí; tranquila, serena, valiente… te ganaste mi confianza. Sentí tu calor. Me sentí segura. Me recordó la calma, el cariño y la ecuanimidad de mi difunta madre ”.

En 1957, un grupo de personas que fueron salvadas por Abbeg escribió un libro de sus memorias titulado: “Cuando una luz traspasó las tinieblas”, con sus conmovedores testimonios.

El 23 de mayo de 1967, Yad Vashem reconoció a Elisabeth Abegg como Justa entre las Naciones. Falleció el 8 de agosto de 1974.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni