Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Un Tu BiShvat diferente

Un Tu(1) BiShvat diferente

Queridos amigos:

Tu BiShvat – el 15 del mes hebreo de Shvat – celebra “el Año Nuevo de los Árboles”, es decir: la renovación del ciclo natural en la Tierra de Israel, representado por el florecimiento, en pleno invierno israelí, de la shkediá – el almendro -. Ésta es una fecha de gran alegría en Medinat Israel, cuando los niños y los jóvenes israelíes se vuelcan en masa a plantar árboles a lo largo y a lo ancho de la Tierra de Israel – el país más forestado del mundo, con un índice de forestación muy por encima del consumo de maderas locales -. Muchas familias celebran, también, el Séder de Tu Bishvat, algo parecido al Séder de Pésaj, con bendiciones, toma de vino blanco y tinto, y el consumo de frutas secas de distintos tipos (nueces, higos, pasas de uva y tantas otras), avecinando la llegada de la primavera y sus frutas frescas.

La alegría de esta celebración, en este 5781, fue opacada por la más grande pandemia que el Estado de Israel y el mundo todo hayan sufrido en su historia moderna – en exactamente un siglo. Una tragedia que ha ocasionado la pérdida de más de 2 millones de seres humanos, la enfermedad de casi 100 millones (más de 53 millones de ellos completamente recuperados), decenas de millones de trabajos perdidos, pobreza extendida y profundos efectos del lockdown (el encierro forzado) en temas aún no estudiados debidamente –depresión, deterioros cognoscitivos y más. Israel y el mundo se vistieron de duelo, en un legítimo profundo dolor por la pérdida de vidas humanas y el quebranto general.

Junto a tanto dolor, hemos sido todos testigos, cada uno en diferente manera, de incontables expresiones de preocupación y de ayuda mutua – junto a varias propuestas de acciones concretas tomadas en todo el mundo; manifestaciones de verdadera solidaridad, destinadas a reparar lo reparable y a aceptar lo irreversible – juntos, como un pueblo, y como una Humanidad. Muchos miembros y líderes de nuestro Macabi llevaron a la práctica nuestros valores macabeos, construyendo aquello posible de ser reconstruido, y honrando el duelo por la irreparable pérdida de vidas humanas.

Un midrash alegórico y muy apropiado a esta celebración de Tu Bishvat en tiempos de pandemia describe en forma elocuente el espíritu de responsabilidad y solidaridad mutuas que se hizo presente en este año de angustias. El midrash se refiere a las nueces – una de las frutas más distintivas de esta celebración –, explicando el versículo del Cantar de los Cantares “Al huerto de las nueces descendí…”(2) de la siguiente manera:

“Al huerto de las nueces descendí …” – al igual que con las nueces, si alguien mueve una del lugar donde están apiladas, todas se mueven y giran, una tras otra. Lo mismo sucede con Israel: si uno de sus miembros es golpeado, todos lo sufren. (3)

Todo el pueblo de Israel y toda la Humanidad se sintieron profundamente afectadas por la muerte de tantos hombres y mujeres maravillosos. Todos sentimos el golpe – “si uno de sus miembros es golpeado, todos lo sufren”. Este Tu Bishvat 5781 plantea, entonces, desafíos diferentes a los de las siete décadas de permanente crecimiento después de la Segunda |Guerra Mundial y de la Shoá que devastaron a Occidente y acabó con lo más rico de nuestro pueblo – este Tu BiShvat, en particular, coincide con el Día Internacional de Recordación del Holocausto. El primer desafío es el de la reparación de nuestras almas ante la desaparición de tantos seres de bien arrasados por la pandemia. El segundo es el gran desafío de la restauración, la reconstrucción, y la devolución del verde en nuestras existencias – el símbolo de la vida misma. Este año celebraremos este Tu Bishvat con el corazón pesado, por un lado, pero, también, con la misión renovada de reverdecer el mundo, devolviéndole su esperanza, su alegría, su solidaridad; la comprensión de nuestra inter-responsabilidad, nuestra interdependencia; la necesidad de asumir el compromiso que tenemos hacia los demás – hacia todos los demás.

Quiera Dios que la dulzura de los frutos que consumimos en este Tu BiShvat sean el augurio de esperanza, de alegría y de un futuro mejor para toda una humanidad tan necesitada de luz en estos días aún aciagos.

Quiera Dios que fructifiquemos en todas las áreas de nuestra acción.

Y quiera Dios que en este Tu Bishvat plantemos en nuestras almas el renovado compromiso hacia la Tierra de Israel y el Estado que ella sostiene, creando un presente lleno de los más variados, ricos, desafiantes e inspiradores frutos para nuestra generación y todas las futuras de nuestro pueblo.

¡Tu Bishvat Saméaj!
¡Jazak ve’ematz!

RABINO CARLOS A. TAPIERO
Vice-Director General & Director de Educación
Unión Mundial Macabi

(1) El nombre Tu BiShvat es, en realidad, una fecha del calendario hebreo: el 15 del mes de Shvat. En el alfabeto hebreo existe una correlación entre las letras y los números que representan. El número 11, por ejemplo, es un compuesto de la letra Yud (10) y la Álef (1). El número 15 se conforma con las letras Tet (9) y Vav (6) – dándonos la sílaba que leemos como “TU” -. No se utilizaron las letras Yud (10) y Hey (5), ya que su conjunción es uno de los nombres de Dios – YA -.
(2) Cantar de los Cantares VI, 11.
(3) Shir HaShirim Raba VI, 26.

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni