Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Récord: Casi 4000 nuevos casos de coronavirus en Israel

En las últimas 24 horas 3.951 personas fueron diagnosticadas con coronavirus, según informó el Ministerio de Salud israelí, estableciendo un nuevo récord para el país. Actualmente, 487 personas se encuentran en estado grave y el número de fallecidos llegó a 1.055.

Se acercan con rapides las altas fiestas y ni el país ni sus líderes están seguros de cómo se celebrarán: dentro o fuera del encierro. El gabinete del coronavirus se reunirá hoy para discutir las opciones, ya que la cantidad de personas infectadas con el virus continúa aumentando y los hospitales dicen que se están acercando al colapso.

El plan que presentarán el responsable del coronavirus, Ronni Gamzu, y el ministerio aún no está claro, aunque parece que, desde la perspectiva de los profesionales de la salud, hay dos opciones: un bloqueo total como durante Pesaj, o un cierre de “respiración” que implicaría endurecer las restricciones pero no cerrar por completo.

Se espera que los componentes del plan del Ministerio de Salud incluyan la prohibición de viajar entre ciudades; exigir que las personas coman con sus familiares directos o no más de 10 personas; cierre de escuelas, establecimientos comerciales, restaurantes y actividades de ocio; y reducir el aforo en otros lugares de negocios.

El Ministerio de Finanzas, sin embargo, presentó una alternativa a Gamzu el miércoles, afirmando que se opone firmemente al cierre ya que un cierre general durante una “semana de vacaciones” le costaría al país 4 mil millones de shekels, y un cierre en una semana completa de 5 a 6 mil millones.

Su propuesta pasa por permitir que el sistema educativo funcione con normalidad, excepto en las ciudades rojas. Los lugares de trabajo también continuarían operando bajo los estándares del semáforo. Sin embargo, habría una reducción significativa de la actividad minorista en todas las ciudades.

El Ministerio de Finanzas dijo que “no puede haber un cierre total bajo ninguna circunstancia, ya que el daño será enorme y será difícil de reparar”. Los trabajadores autónomos y las pequeñas empresas celebraron una reunión de emergencia el miércoles, en la que se determinó que si no se les proporciona una compensación por adelantado, romperían cualquier cierre.

“Hemos perdido la fe en el gobierno”, dijo Roi Cohen, presidente de la Cámara de Organizaciones y Negocios Independientes de Israel. Dijo que otro cierre traería un desastre económico al estado y que, por lo tanto, las empresas no cerrarían. En el encuentro estuvieron presentes representantes de los sectores de cultura, turismo, moda, restauración, fitness y otros.

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, celebró una ronda de reuniones telefónicas preliminares sobre la situación que se avecinaba en la reunión de gabinete del jueves con varios de sus ministros y Gamzu.
El comisionado dijo que “la temporada puede aumentar la infección, y eso nos obliga a tomar decisiones complejas antes de las vacaciones. Estamos trabajando en eso”.

Se acordó que el gabinete examinaría el diseño de un esquema único específicamente para los servicios de oración del Día Santo, que tendría que decidirse más temprano que tarde. Esto se debe a que cualquier esquema que restrinja severamente las reuniones requeriría el apoyo de los municipios locales, que tendrían que encontrar lugares para tantos servicios de oración y prepararlos.

El martes, unas 40 ciudades y vecindarios en todo Israel fueron puestos bajo toque de queda nocturno para ayudar a reducir la propagación del virus. Sin embargo, la primera noche, parecía que muchos residentes de estas ciudades no tenían intención de seguir las reglas.

Una gran boda jasídica se celebró en Haifa el martes por la noche para la nieta de un prominente rabino. A la boda asistieron cientos de personas. Llevaban máscaras, pero no guardaban distancia social, y la gran multitud rompió las pautas del Ministerio de Salud.

El viceministro de Educación, Meir Porush, del Partido Judaísmo de la Torá Unido, asistió al evento, aunque su representante dijo que estuvo presente solo unos minutos en el evento y pidió que se respeten las directivas.

La policía informó que también cerraron una gran fiesta en un club en Haifa. En ese evento, la gente ni siquiera llevaba máscaras y no mantuvo la distancia social. Además, en varias ciudades rojas se informó que se abrieron escuelas, a pesar de que el gobierno las cerró.

En la ciudad árabe de Nazaret, también fue como de costumbre. El alcalde dijo: “Quiero decirle al mundo que es seguro venir a Nazaret, y eso es todo. “Si quieres venir y cerrarme, ven y cierrame. Pongo la responsabilidad en el gobierno. No dejaré que colapsemos por completo”.

Por su parte, la policía dijo que había repartido 1.213 multas por infringir las normas del Ministerio de Salud en las últimas 24 horas. “La policía reitera que es necesaria la cooperación del público. Se espera que el público acate las disposiciones de la ley y obedezca a la policía, ya que solo juntos podremos mantener la salud de todos”.

Mientras tanto, alrededor de 500 soldados más de las FDI se han unido a la lucha contra el coronavirus y ayudarán a apoyar a la policía, dijo el Ministerio de Defensa. Estos soldados se unen a unos 4 mil que ya se han alistado para este propósito.

Casi todos los hospitales informan sobre una gran cantidad de pacientes, todas las camas están llenas y la preocupación de que no puedan atender adecuadamente a sus pacientes. Varios médicos de alto nivel y jefes de hospitales le han dicho al Post en los últimos días que sin más personal capacitado antes del invierno, el sistema se estropeará.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni