-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai Donaciones recibidas: Radio Jai, Donaciones recibidas durante septiembre - A la memoria de Shmil Ben Moshé Z.L U$180 - Yejezkel Natán Ben Yehoshua Naftalí  U$26 - Esther Elisheva Bat Sará  U$18 - Raúl Sykuler Z.L y Mercedes Szalkowicz Z.L Ar$4000 - Ariel Cohen Sabban Ar$60.000 - Anónimo U$5 - Anónimo U$36 - Anónimo U$10 mensuales - Anónimo U$100 - A la memoria de Simón (Payo) Halac y Natalio Aidembaum Ar$29.000 - Anónimo U$10 mensuales - Rabino Shoshan Ghoori U$10 mensuales - Museo interactivo Judío de Chile U$10 mensuales - A la memoria de Tzipora Bat Leip Z.L U$180 - En memoria de Mirtha Raquel Kaplan de Werbin ZL U$180 - Gracias a todos por sus aportes, los mismos son fundamentales para sostener nuestra tarea -

Murió Rebeca GuberZ“L, una de las matemáticas que puso en marcha la primera computadora científica argentina

La matemática Rebeca Guber, una de las figuras más importantes de la ciencia en la Argentina del siglo XX, murió a los 94 años. A comienzos los años 60 fue parte del equipo que puso en marcha el proyecto de Clementina, como se conoció a la primera computadora diseñada para la investigación científica.

Nacida el 2 de julio de 1926, en Avellaneda, Rebeca Cherep estudió en la Universidad Nacional de La Plata. Se doctoró en matemáticas en 1949 y se casó con el ingeniero José Guber. Dio clases en dos facultades de la UBA: Ingeniería y Ciencias Exactas. En 1960 formó parte del grupo que fundó la Sociedad Argentina de Cálculo, bajo la guía de un hombre clave en el desarrollo de la informática en el país: Manuel Sadosky.

Con Sadosky fue autora de Elementos de Cálculo Diferencial e Integral. En 1960, asumió como secretaria técnica del Instituto de Cálculo (IC) de la Facultad de Ciencias Exactas, creado pocos meses antes. Fue en el IC donde se desarrolló el histórico proyecto de la computadora Clementina.

Clementina, la primera computadora argentina

La primera computadora argentina tuvo una década de vida, de 1961 a 1971. Dejó de funcionar por falta de mantenimiento, en el gobierno militar de Alejandro Agustín Lanusse. Elaboró modelos matemáticos de cuencas fluviales, se ocupó de problemas lingüísticos y de cálculos astronómicos, entre otros proyectos.

Su nombre derivó de la canción popular Oh My Darling Clementine, que figuraba en los programas de muestra del fabricante inglés, Ferranti. Esa empresa había ganado la licitación internacional a la que además se presentaron IBM, Philco y Remington. Como la computadora tenía un parlante, se podían generar tonos, de manera rudimentaria, por software, y le quedó ese nombre, pese a que luego se diseñaron programas para que sonaran tangos.

Sin embargo, ese momento de esplendor para el desarrollo de la ciencia aplicada en la Argentina llegaría a su fin el 29 de julio de 1966, con la Noche de los Bastones Largos. El IC fue desmantelado y su equipo renunció. Sadosky y su grupo, Guber incluida, fundaron la consultora Asesores Científico Técnicos, en la que continuaron con líneas de investigación del IC y fue un eslabón determinante en el desarrollo de software en la Argentina.

La noticia la dio a conocer a través de su cuenta de Twitter el físico argentino Jorge Aliaga.

Guber se convertiría, años más tarde, en asesora de Sadosky cuando este regresó del exilio en 1983 y asumió al frente de la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Nación, en el gobierno de Raúl Alfonsín.​ En 2017, el aula del IC fue bautizada con el nombre de Guber.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni