-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea -

Parashá Reé, cuidado con lo que escuchas

Continúa el discurso de despedida de Moshé, preparando al Pueblo de Israel para entrar a Canaán y conformar una sociedad ética.

La Parashá comienza diciendo “Mira (reé), Yo pongo ante ti la bendición y la maldición” (11:26). Luego se explican diferentes tipos de Mitzvot (preceptos) que el Pueblo deberá cumplir para alcanzar esta bendición. Entre ellas está la Kashrut (leyes alimentarias) y el diezmo (entrega del 10% de las ganancias para beneficencia).

También Moshé advierte al pueblo que no se dejen influenciar por las costumbres idolatras de los pueblos de Canaán.

Parshanut y Musar – Nuestro aprendizaje

(Comentario de Shaye Goldbaum, alumno de III Medio Torat Jaim)

¿Cómo aplicar esta Parashá al día de hoy?

Al inicio de la Parashá dice “Mira, hoy presento ante ustedes la bendición y la maldición” pero, ¿por qué dice mira y no escucha? En este versículo dice “mira” y no “escucha” porque es una Parashá importante que define muchas de las reglas importantes para el judaísmo que vivimos en el día a día. Cuando se trata de temas tan fundamentales no podemos solamente escuchar, la audición muchas veces no es el sentido más objetivo porque a veces lo que uno escucha no es lo que el de al lado pudo haber escuchado, por lo que, no basta con ese sentido para prestar atención a esta Parashá. Por otra parte, el sentido de la vista tiene un carácter objetivo y definitivo, por lo que ese versículo trata de decir que la bendición y maldición que Hashem entrega, no son solo rumores que pudimos haber escuchado, sino que son hechos que todos vemos.

Esto se puede aplicar como lección para la vida, porque muchas veces juzgamos a las personas por lo que escuchamos de ellas, o por lo que escuchamos que han hecho, y aunque ello pueda ser solo un rumor, puede dañar seriamente a la persona en el interior. Así como Hashem quiere que sus mandamientos no sean un rumor que escuchamos, sino que sean algo que vemos en el día a día, nosotros también debemos juzgar a las personas por lo que vemos de sus acciones y no por lo que escuchamos.

Del Hebreo a tu mesa…

Los invitamos a conversar en familia alrededor de la mesa de Shabat:

– Preguntas para todos: ¿Por qué solemos influenciarnos por lo que escuchamos de los demás? ¿Por qué será que confiamos más en nuestros oídos que en nuestros ojos?

– Para conversar para los adolescentes: ¿Qué implica juzgar a alguien por lo que escuchamos de él, o por lo que vemos de sus acciones? ¿Cómo te gustaría que te juzguen a ti?

– Para los padres: Compartamos con nuestros hijos alguna experiencia en que no hicimos caso a rumores sobre alguien, y nos llevamos una grata sorpresa.

¡Shabat Shalom!

Equipo de Torat Jaim.

Instituto Hebreo Chile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni