Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

“Creo en la inutilidad de la cuarentena y eso agranda la situación económica y social explosiva de la Argentina”

(Parte 2)

Dr. Ricardo Monner Sans

Nadie se atreve a decir si estamos en el pico de la pandemia. Estamos viendo que se suceden una cantidad de episodios. En la ciudad de Buenos Aires dicen que el 28% de los fallecidos vienen de geriátricos, es la demostración de que nunca antes se los revisó o auditó. Esto indica una total improvisación. Con respecto al virus nadie sabe nada.

Se ha demostrado que infraestructura de Argentina, por lo menos en CABA y provincia de Buenos Aires, es paupérrima, pobrísima y entonces no sirve. La cuarentena sirve para empobrecer al país. Hay un avasallamiento de los derechos sanitarios, inutilidad de todo lo que se está haciendo, gente que abrió sus comercios en los últimos 10/15 días y que no vendieron nada y tienen que volver a cerrar, con todos los costos que eso implica, la cantidad de empresas en concurso y quiebras, es tremendo.

Frente a la inutilidad de la buena voluntad del gobierno de cuidarnos la vida, la vida no nos resulta cuidable porque la infraestructura no da, lo menos malo es permitir que los pobres puedan conseguir algún trabajo, que los comercios intenten reflotar.

Estoy en contra de seguir con la cuarentena porque nadie sabe que pasara después del 17 de julio, si vendrán otras. Mientras hay corrupción y carencia, no hay pensadores en el poder. El poder se maneja pensando en la regresión y no en la real vigencia de la soberanía del pueblo.

Es un momento dramático para Argentina. Hay que decir basta. He llegado a la conclusión de que lo menos malo que nos puede ocurrir es levantar la cuarentena. Y esto no se trata de kirchnerismo o antikirchnerismo, ni oficialismo u opositores.

Las cuarentenas que se han venido decretando en cuotas tienen como objetivo estirar los plazos hasta que estemos en mejor situación, y yo pienso que eso supone que las cuarentenas tienen que subsistir hasta que haya vacuna apta para decir que se acabó el virus y Argentina no está en la fila para conseguirla. La puja es entre Estados Unidos y Brasil, que están poniendo mucho dinero.

No estamos en condiciones económicas de pujar por la vacuna que aún no se tiene. No hay otro remedio que la vacuna y si es así todas las cuarentenas tendrían que ser hasta ese momento. Si no va a ser así, si en la espera y con la rebelión social, se levanta la cuarentena. Y ahí uno se va a preguntar para qué hubieron tantos otros momento que están arruinado una economía previamente arruinada, primero por el kirchnerismo y después por el macrismo.

La situación es tan compleja que me parece que hay que salir con audacia a recuperar la economía, que empiece a dar algunas respuestas como había empezado a dar antes de este último momento.

Los psicólogos viven diciéndome el estado de deterioro de la salud que se está produciendo, porque hasta aquí nos hemos preocupado principalmente de la salud física respecto del COVID-19 pero no de las consecuencias psicologías que le está trayendo a sectores medios y medios bajos. Desde ese punto de vista el panorama muestra deterioros en los comportamientos individuales, muy peligrosos y en contra de cuidar la salud. Tampoco tiene sentido que se exija la formalidad publica de autorizaciones para circular porque mucha gente no puede terminar los tramites porque colapsa el sistema. Esto nos demuestra la debilidad estructural de Argentina.

El virus ha demostrado cuántos sectores son menester arreglar y reformar dentro de la estructura económica social argentina.

Hay dos opciones: esperar la vacuna y dejar de funcionar como país o no esperar la vacuna y nos vamos a preguntar por qué estamos haciendo una cuarentena en cuotas totalmente inservible para el presente y futuro. La situación es dramática y es un problema conceptual que nadie se plantea.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni