Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

La bendición sacerdotal (Birkat Hacohanim)

La bendición sacerdotal, también conocida como la Bendición de Aaron, se llevó a cabo ayer en el Muro de los Lamentos. El video es del año pasado ya que este año no permitieron congregación de tanta gente pero quería mostrarles este fenómeno como debería ser y no las tristes imágenes que vimos en los noticieros sobre esta bendición llevada a cabo por menos de 100 personas. Por lo general es un rezo lleno de energías que hace eco espiritual en todo el mundo, algo espectacular que emociona y transmite paz. Ayer debería haber sido uno de los tres días del año en el que la explanada del Muro se llena de creyentes junto la fiesta de las Cabañas “Sucot” que también hacen este mismo rezo y El Día del Perdón que se congrega gente para pedir perdón en multitudes.

Es frecuente en las Sinagogas que durante las festividades se recite el Birkat Cohanim o Rezo de los Cohen, en las comunidades sefardíes se recita todos los Shabat, pero entre los Ashkenazies solo en las festividades, por lo que es un momento especial y esperado en cada Sinagoga.

Cuando llega el momento que el Jazán (quien dirije el rezo) nos llama, los Cohanim (yo soy uno de ellos) pasamos al frente parándonos frente a los demás con las manos extendidas y los dedos abiertos en V, el resto de gente se debe parar detrás mientras se cubren los ojos para no dañarse la vista ante la revelación de la Shejina, la presencia divina, que en ese momento sobrevuela los Cohanim durante la bendición.

De chico este era mi momento favorito de los rezos, normalmente rezábamos rápidamente y salíamos a jugar, pero para el momento de Birkat Cohanim nos llamaban a todos los niños y cada uno se acomodaba bajo el talit, el manto de los rezos, de su padre mientras el Jazán iba dictando palabra por palabra la bendición a los Cohanim.

Ds nos pidió a los Cohanim que seamos los encargados de enviar su bendición al pueblo de Israel y es nuestra misión bendecir al pueblo. Pero todos los demás tienen la obligación de estar listos para recibir la bendición de Hashem, y no solo eso sino que también debemos preparar a nuestros hijos a recibir esa bendición.

Esta bendición es apodada “La triple y sencilla” y es una de las tres bendiciones más bellas y emocionantes, la cual se encuentra en los versos 24 al 26 del capítulo 6 del Libro de Bamidbar (Números). Es también conocida como La Bendición Sacerdotal o Bendición Aaaronica.
El texto hebreo consiste de tres cortos versos de tres, cinco y siete palabras, respectivamente, y esta montado sobre “estaciones graduales” desde el rezo por bendiciones materiales y protección, como por el Divino Favor de obtener bendiciones espirituales, culminando en un precioso climax de rezos hacia el más consumado regalo de Ds: Shalom, Paz.
El Jazán las va diciendo de a una y los Cohanim las repiten hacia todo el resto de los judíos ya sean Levi o Israel.

Las quince palabras que constituyen estos tres versos contienen un mundo de confianza y de fe en Ds y fueron uno de los más impresionantes elementos del servicio en el Gran Templo de Jerusalem. Era pronunciada desde una tribuna especial (dujan) después del sacrificio de las ofrendas diarias de la mañana y de la tarde. En las Sinagogas fue introducida tempranamente en la Amidá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni