Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Los barrios ortodoxos de Jerusalem tienen mayor tasa de contagios que Bnei Brak

El ministro del Interior Arye Deri dijo el domingo por la mañana que algunos barrios ultra ortodoxos de Jerusalem tienen una tasa de infección de coronavirus más alta que Bnei Brak, la ciudad con la tasa más alta del país.

Hablando en el Comité de la Knesset para el Coronavirus, Deri, que lidera un grupo de trabajo del gobierno para tratar el grave brote de coronavirus en la comunidad ultraortodoxa, también expuso los esfuerzos para hacer frente a la epidemia en la propia Bnei Brak, en particular el reto de mantener aislada a la población anciana de la ciudad.

“La mayoría de los enfermos de coronavirus en Jerusalem están en los barrios ultra ortodoxos”, dijo Deri.

“En algunos de esos barrios que tienen una [alta] concentración de personas infectadas, la tasa de infección es incluso mayor que la de Bnei Brak”.

Sin embargo, Deri se negó a decir a qué barrios se refería específicamente.

Hasta el sábado, Jerusalem tenía 1.132 personas que habían dado positivo en el test de COVID-19, aproximadamente el 0.12% de la población, mientras que Bnei Brak tiene 1.061 personas infectadas, representando el 0.54% de los residentes de esa ciudad, una tasa más de cuatro veces mayor.

El ministro del Interior dijo que la fiesta de Purim había sido una causa importante de la propagación del virus en la comunidad ultraortodoxa debido a las grandes reuniones que tienen lugar en las sinagogas y a las comidas festivas en las que la gente suele acoger a un gran número de familias.

Deri insistió en que la comunidad ultraortodoxa y sus rabinos están ahora cooperando plenamente y a bordo con las órdenes de distanciamiento social y otros requisitos para detener la propagación del coronavirus y hacer frente a su impacto, diciendo: “No entremos en lo que fue y lo que no fue”.

Durante el mes de marzo, cuando el gobierno aumentó gradualmente las restricciones, la mayoría de los dirigentes de la comunidad ultraortodoxa se mostraron muy reacios a cumplir las restricciones de distanciamiento social debido a las limitaciones que imponía a la vida religiosa.

Deri dijo que uno de los mayores problemas de Bnei Brak en la actualidad es el trato con la población anciana, que tiene un alto riesgo de infección, así como graves complicaciones de la enfermedad y su propagación.

El ministro del Interior dijo que su grupo de trabajo había decidido dejar a los ancianos en sus casas y no trasladarlos a hoteles fuera de la ciudad, siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Salud que decía que una persona así en un hotel podía infectar a todos los demás residentes.

En su lugar, se están haciendo esfuerzos para proporcionar a los ancianos y a otras personas de Bnei Brak que están en cuarentena todo lo que necesitan para que no tengan que salir de sus casas en absoluto y evitar así una mayor propagación del virus.

Fuente: Jerusalem Post.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni